Canarias desde mi particular prisma

Francisco Javier González

Francisco Javier González

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 57 Segundos

He contestado a un denso – y, desde luego, elogiable- artículo de mi amigo Pedro Hernández Guanir, veterano y permanente luchador por nuestra cultura desde aquella época del «Natura y Cultura». Lo he leído en Facebook y en «La Casa de mi tía». A continuación, tras un enlace al artículo original, pongo  esa contestación.

Estimado amigo Pedro. Aunque con cierto retraso por mi reciente regreso a nuestra patria isleña y el consiguiente tiempo para, como decíamos antaño, “sentar las madres, me gustaría comentar este portaaviones en que estamos no sé si embarcados o embarrancados.

Tu escrito de «Canarias, portaaviones de problemas y oportunidades» es un hermoso mini-manual de tu personal canariedad, en realidad, un bello canto de amor a nuestra tierra y sus gentes, reflejando, verdad es, muchas de nuestras neuras, filias, fobias, alienaciones e inhibiciones. Desde luego que, en su mayor parte, no podemos mostrarnos en desacuerdo, pero sabes bien, como viejos amigos, de la “pata de que cojeo”, por lo que, grosso modo, te mostraré mis matizaciones que, no restan valor a tu escrito, matizaciones que dada la enjundia de tu exposición no puedo –me pasa un poco lo que a ti- hacer solo con dos palabras.

Parto de que, al menos desde Cairasco y Viera y Clavijo “todos cuantos tienen alguna mediana tintura de geografía….saben que estas islas pertenecen al África”. Fuerteventura dista 95 km de la costa continental y Lanzarote 140 Km. Tan cerca estamos que un viejo refrán costero afirma que “de Lanzarote a Berbería se va y se viene en un día”. Por eso me pregunto ¿cómo diantres podemos situarlas “en medio del Atlántico”, tesis que me recuerda a nuestro común amigo Juan Manuel García Ramos y su “atlanticidad”, lo que no deja de ser una forma más der neblinar la realidad. Si queremos adquirir conciencia tenemos que partir de la realidad, sin abalorios lingüísticos que la deformen. Por cierto, curiosamente, en estos días que he estado de viaje por Rusia y el Báltico me encuentro con dos tipos de cuestiones paralelas pero opuestas. Las de quienes, incluso conociendo y habiendo visitado Canarias, no han asumido donde está situadas y las de los que no tienen ni idea siquiera de su existencia. Esos me hacen la misma pregunta que a ti, solo que yo he diferido algo de mi contestación. En lugar de tu «Canary Islands are in Africa, but they belong to Spain», yo he contestado “Canary Islands are in Africa, but they are STILL a Spanish colony” y, te garantizo, que lo han entendido mucho mejor de lo que lo hacemos nosotros.

En el cuerpo de tu excelente artículo me permitiría algunas nimias adendas. En los próceres libertadores americanos de inmediato origen canario no creo que debamos dejar fuera al herreño Juan Fco. De León, verdadero precursor, o a los venezolanos “blancos de orilla” Francisco de Miranda y Juan Antonio Páez. Otra mini adenda que me atañe como gomero consorte es que, aunque yo no sea precisamente un devoto practicante, en tu colección de Vírgenes insulares hecho a faltar la de los Reyes herreña y la de Guadalupe gomera y tu bien sabes lo que, en esta tierra, vírgenes, cristos y santos tienen de predicamento popular.

Entrando ya en cuestiones más complejas, echo en falta en tu exhaustiva relación algunas cuestiones que considero claves de nuestra historia reciente. Canarias es también los apotalamiento, los campos de concentración de Fyffes, la Isleta, Tefía o Gando, pinares de Fuencaliente, Cañadas del Teide, Barranco del Hierro, la Mar fea, Sima Jinamar…… Es miedo y represión, huida en veleros clandestinos, misas obligatorias en formación y cantos caralsol a la entrada de la escuela. Entiendo que, al menos a mí y a mi generación nos condicionó la infancia y la juventud y que, por lo mismo, forma parte de nuestra visión de Canarias
.
Por último, y en cuestiones concretas. De acuerdo con que “No basta con dar gritos y agitar banderas… No basta con criticar a los que tratan de hacer, aunque lo hagan mal. No es cuestión de tirar altares, mientras no se construya otros”. Cierto. No basta con eso, pero si estamos hoy con un cierto grado de conciencia de nosotros mismos y si nos hemos sacudido de encima algunos viejos tabúes –incluyendo nuestra “pseudoeuropeidad”- ha sido gracias a lo que hemos gritado y a las banderas que hemos agitado. También hemos derribado algunos viejos altares y, por el camino, hemos construidos otros que, al menos a bastantes de nosotros, no nos satisfacen. Creo que también, incluso como terapia y para avanzar realmente, es imprescindible criticar a aquellos que lo hacen mal. Creo que en toda sociedad debe haber “pepitos-grillo” que ejerzan de conciencia crítica y permanente insatisfacción, sobre todo en un país colonizado que intenta dormir sobre su propio ataúd, aunque al resto -sobre todo a los que ejercen el poder- les parezca malsonante.

Por último, con respecto al turismo como fuente de riqueza es necesario poner sobre la mesa donde van las ganancias que genera. ¿Nos hemos parado a pensar que Canarias recibirá este 2016 más de 14 millones de turistas, cifra igual que la suma de los que reciben Cuba y Marruecos y esos países consideran al turismo como un pilar de su economía. Y en puertos ¿Sabemos que los puertos canarios mueven más tonelaje de mercancías y muchísimos más servicios portuarios que, por ejemplo, el puerto de Riga y este es considerado como uno de los principales factores económicos de Letonia? ¿Y los aeropuertos? Estimado amigo, podríamos seguir pero todo esto tiene, a mi entender, un origen claro: nuestra dependencia colonial y, a su vez, esta tiene también una salida clara: la descolonización. Por eso, en ese concierto que propones de tenores, barítonos, sopranos, contraltos, bajos..….no puede faltar la dodecafonía, donde cada nota es igual en valor, que aporta el independentismo. Solo la verdad nos hará libres.

Fcvo.Javier González.

Gomera a 27 de septiembre de 2016

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »