01/11/2020

Canarias da un giro y empieza a bajar la lista de espera en dependencia, pero aún se necesitan medios humanos y más infraestructuras

  • Todos los grupos del Parlamento (excepto el mixto, que no ha asistido) han reconocido las mejoras en esta área, aunque han formulado varias propuestas. Canarias ha pasado de superar las 9.000 personas con el derecho reconocido y que se encontraban esperando la ayuda a 7.562 según datos de finales de agosto

Los datos en dependencia aún “avergüenzan” y “ponen la cara colorada” al Gobierno de Canarias. Así lo admitió la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, en comisión parlamentaria  este lunes, que asumió hace poco más de un año una de las áreas en las que el Archipiélago ha suspendido año tras año desde su implantación. Los datos e informes del Imserso empiezan a destacar un giro en esta materia ya que en la comunidad autónoma ha empezado a bajar la lista de espera. De más de 9.000 personas que se encontraban a la espera de recibir la prestación, pese a tener reconocida la ayuda, según los datos consolidados del mes de agosto la cifra ha descendido hasta las 7.562, una cantidad que desde la Consejería afirman que sigue en descenso.  

Canarias además ha sido una comunidad autónoma reconocida entre las que mejoró su atención a la dependencia durante el estado de alarma, pese a que hubo que paralizar las valoraciones en los domicilios de las personas que habían solicitado la ayuda. Así lo reconoció también la Asociación de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales. Solo en tres comunidades autónomas aumentó el número de personas con derecho a ser atendidas en este sistema: Asturias, la Comunidad Valenciana y Canarias. El reconocimiento en la mejora se ha extendido este lunes en la comparecencia de Noemí Santana . Todos los grupos del Parlamento (excepto el mixto, que no ha asistido) han admitido dichas mejoras en esta área, aunque han formulado varias propuestas. Entre ellas, un plan de empleo, señaló el diputado del PP Hipólito Suárez, ya que uno de los principales problemas para desatascar la ley de dependencia es la falta de personal.

La consejera señaló que existe una estrategia por parte de su equipo en materia de empleo, ya que se necesitan más recursos humanos. No obstante, agradeció la labor de ayuntamientos que están tendiendo la mano para que los recursos lleguen a todas las personas que lo necesitan. Como ejemplo citó al municipio de La Laguna y a su concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio ya que desde este consistorio se está contribuyendo, entre otros aspectos, en la realización de informes sociales como el Programa Individual de Atención (PIA) que reconoce a la personas el grado de dependencia y la prestación más adecuada.

Un dato que sí que se mantiene en negativo en las estadísticas el IMSERSO es el alto de volumen de solicitudes con las que cuenta Canarias y que aún no se han valorado. El número se sitúa en 55.441. Santana recordó, no obstante, que este número se ha incrementado por el hecho de que había expedientes “en cajas” por el anterior equipo de gobierno que no habían sido incorporados al sistema y que por ello no engrosaban la lista, pero eran solicitudes que debían estar registradas para poder valorarlas.

Sí es positivo el hecho de que el número de personas con dependencia que percibe prestaciones ha aumentado en un 10,4% en un año. «Son pequeños avances, pero son un síntoma de que las cosas van cambiando», matizó Santana, que insistió en que no quiere realizar discursos triunfalistas y que si hay tres objetivos que se marca su Gobierno son: la ley de Servicios Sociales, la Renta Básica Ciudadana y el impulso a la dependencia.

Cristina Valido, diputada de CC-PNC pero consejera de la misma área que Santana en el anterior mandato, ha solicitado un pacto por la dependencia y ha señalado que no tiene problema en reconocer cuando los datos mejoran. La actual consejera ha señalado que su equipo ha viajado incluso a las comunidades autónomas que lo están haciendo bien en esta materia, sean de su mismo color político como la comunidad valenciana o de otro, como Castilla y León y son experiencias de las que se han tomado nota.

Por su parte, la diputada que había solicitado la comparecencia para que la consejera hiciera balance de la gestión en materia de dependencia durante la pandemia, Carmen Hernández (NC), subrayó que los datos son esperanzadores, aunque la situación general «aún sonroja», un balance en el que coincidieron las diputadas de ASG, Melodie Mendoza y Podemos, María del Río.

Los recursos humanos y de infraestructuras son el gran hándicap para seguir impulsando la dependencia en Canarias. Otra herramienta que la consejera señaló como imprescindible es el gestor de expedientes, “que es fundamental para tener una Consejería del siglo XXI y no del siglo I”, apuntó. Así mismo, en materia de infraestructuras, la asociación  de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales ya destacó en su informe de enero, como recordó Carmen Santana, que se necesitan más de 7.000 plazas en las Islas.

Santana explicó que el plan ha sufrido una ralentización con los meses del estado de alarma y la pandemia pero que ya se está trabajando en una ampliación de los plazos que “estamos negociando con los cabildos insulares y se plasmará en un nuevo anexo”, afirmó. Así mismo, indicó la necesidad de implantar un modelo que combine las infraestructuras con centros de menor tamaño que den atención más especializada y personalizada. Para todo ello, recordó que está en contacto con el Gobierno estatal y que el vicepresidente Pablo Iglesias ha comprometido más partidas para mejorar la atención a la dependencia.

eldiario.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »