26/09/2020

El presidente de EE.UU., Donald Trump, regularmente le hace «favores personales a los dictadores que le gustan» y, desde esa tónica, respaldó la idea de crear más «campos de concentración» en China y le pidió al presidente del gigante asiático, Xi Jinping, que lo ayude a ganar las elecciones de 2020: así se desprende de los extractos de un libro todavía inédito del exasesor de Seguridad Nacional John Bolton, publicados este miércoles por The Wall Street Journal, The Washington Post y The New York Times.

Esas filtraciones o adelantos del libro se producen un día después que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentara una demanda contra Bolton, con el objetivo de bloquear la publicación de sus memorias sobre su trabajo en la Casa Blanca, asegurando que contienen «información clasificada» que «comprometería la seguridad nacional».

«Le rogó a Xi asegurarse de que él ganara»

En particular, en su libro —titulado ‘La habitación donde sucedió: una memoria de la Casa Blanca’ y programado para salir a la venta el próximo 23 de junio— Bolton habla de las conversaciones de Trump con su homólogo chino, Xi Jinping, con quien, entre otras cosas, abordó el tema de las elecciones estadounidenses de 2020.

«[Trump], entonces, de manera sorprendente, dirigió la conversación hacia las próximas elecciones presidenciales de EE.UU., aludiendo a la capacidad económica de China para afectar las campañas en curso, y rogándole a Xi que se asegurara de que él ganara«, escribió el exasesor de Seguridad Nacional.

«Hizo hincapié en la importancia de los agricultores y el aumento de las compras chinas de soja y trigo para el resultado electoral», indicó Bolton.

Durante la misma reunión, prosigue el autor, Xi defendió la construcción de campamentos para albergar a la etnia uigur, nativa de la Región Autónoma Uigur de Sinkiang, en el noroeste de China, y el inquilino de la Casa Blanca manifestó su aprobación.

«Según nuestro intérprete, Trump dijo que Xi debería continuar con la construcción de los campamentos, que era exactamente lo que debía hacer«.

La posición oficial de la Administración Trump siempre ha sido criticar fuertemente la detención de los uigures y otros grupos musulmanes en China. De hecho, Trump firmó este miércoles una legislación que permite sancionar a los funcionarios chinos que supuestamente hayan violado los derechos de la etnia uigur.

«Invadir Venezuela sería genial»

Bolton también describió varios episodios en los que el presidente expresó su voluntad de detener investigaciones criminales «para, de hecho, dar favores personales a los dictadores que le gustaban», y citó casos relacionados con importantes empresas en China y Turquía. «El patrón parecía una obstrucción de la justicia como una forma de vida, que no podíamos aceptar», declaró el exasesor.

Bolton se reservó palabras duras para los administradores del juicio político en el que se le exigió testificar como parte de una investigación sobre los tratos de Trump con Ucrania. «Si los defensores del ‘impeachment’ demócrata no hubieran estado tan obsesionados con su ‘blitzkrieg’ ucraniano en 2019, si se hubieran tomado el tiempo para preguntar de manera más sistemática sobre el comportamiento de Trump en toda su política exterior, el resultado del ‘impeachment’ podría haber sido diferente«, aseguró Bolton.

Asimismo, dice que Trump llegó a afirmar que invadir Venezuela sería «genial» y que la nación bolivariana es «realmente parte de EE.UU.»

Según Bolton, Trump no sabía que el Reino Unido es una potencia nuclear y preguntó si Finlandia es parte de Rusia.

Por otra parte, en una reunión de verano de 2019 en Nueva Jersey, Trump supuestamente sostuvo que los periodistas deberían ser encarcelados en caso de que no divulguen sus fuentes. «Esas personas deberían ser ejecutadas. Son unos gilipollas», habría dicho el presidente.

Reacción

Entre tanto, el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, calificó este miércoles de «absolutamente falsas» las afirmaciones de Bolton acerca de que Trump buscó la ayuda de China para las elecciones de 2020, recoge Reuters.

«Estuve en la reunión. ¿Recordaría algo tan loco como eso? Por supuesto que sí», señaló Lighthizer durante una audiencia en el Senado. «Seguramente eso nunca sucedió. Es completamente loco», agregó el funcionario.

Tras la revelación de algunos extractos del libro, el Departamento de Justicia de EE.UU. procuró este miércoles una orden judicial de restricción temporal de emergencia para bloquear su publicación. La medida tiene como objetivo prohibir formalmente que Bolton permita que su libro sea publicado, una estrategia legal que, según los expertos, es poco probable que tenga éxito, particularmente dado que el libro ya ha sido impreso y enviado a almacenes, mientras que varias copias ya han sido distribuidas a los medios para las reseñas, informa el periódico The Washington Post.

Por su parte, Donald Trump declaró que Bolton violó la ley al escribir las memorias de su trabajo en la Casa Blanca. «Él violó la ley. […] Es algo terrible lo que hizo. […] Es información altamente clasificada, y él no tenía aprobación», señaló el presidente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »