15/08/2020

9,7 millones de personas están en riesgo de pobreza en España

  • La última ‘Encuesta de Condiciones de Vida’ confirma la urgencia de tomar medidas de forma inmediata para contener las consecuencias económicas de la pandemia.

El ‘Instituto de Nacional de Estadística’ ha hecho pública  la última ‘Encuesta de Condiciones de Vida’, correspondiente a los datos de renta de 2018. 

Pese a la mejora en la mayoría de los indicadores, la encuesta confirma un aumento de la pobreza y exclusión en algunos de los sectores más desfavorecidos de la población. Entre ellos, destaca el aumento de la pobreza infantilque se había reducido en 1,5 puntos porcentuales el año pasado y ha vuelto a incrementarse alcanzando el 27,4% de los NNA, una cifra que supera en un 35% la tasa de la población adulta entre 18 y 64 años.

También se constata un aumento de la desigualdad: los datos muestran que el 20% más rico de la población tiene una renta neta unas seis veces superior a la del 20% más pobre (alcanzando un nivel de desigualdad aún más intenso de que había en el año 2008). Certifica también un aumento de la tasa AROPE en función del grupo que se considere como es el caso de los hogares monoparentales.

Por otro lado, el informe está fuertemente marcado por dos cuestiones importantes. Por una parte, termina la ‘Estrategia 2020’ y los resultados obtenidos, muestran no solo que España falló en el cumplimiento de los objetivos comprometidos, sino que, además, los indicadores propuestos para evaluar la estrategia registran datos incluso superiores a los del inicio del período. En segundo lugar, los datos muestran una notable mejoría con respecto a los del año anterior y continúan la senda de mejora iniciada a partir del año 2014. Sin embargo, la crisis de la COVID-19, sin precedentes en la economía española, los ha hecho desvanecer y obliga a considerarlos como un mínimo que en los próximos años se incrementará notablemente

Por último, la estadística oficial muestra que la privación material severa (indicador AROPE) reanudó su proceso de reducción y, en la actualidad alcanza al 4,7% de la población residente en España, lo que supone algo más de 2,2 millones de personas. A pesar de la apreciable reducción experimentada, la privación material severa aún es muy elevada y llega a unas 560.000 personas más que en el año 2008.

Ante estos datos publicados por el INE, la ‘Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social‘ para España, demanda activar las medidas incluidas en la ‘Estrategia Nacional de Prevención y Lucha contra la Pobreza’.

Tal como subraya el informe del relator de ‘Extrema Pobreza de Naciones Unidas’ para España, la COVID-19 ha puesto en evidencia grandes defectos en las políticas públicas para combatir la pobreza en España. Los datos certifican la necesidad de seguir potenciando y definiendo medidas como el Ingreso Mínimo Vital, situándolo por encima del umbral de pobreza, así como su cobertura para que llegue a todas las personas que lo necesitan, y agilizar la tramitación.

nuevatribuna.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »