jue. Abr 25th, 2019

Podemos acusa a Clavijo de mantener la Educación pública “a la cola del Estado en inversión”

  • Manuel Marrero apoya las movilizaciones del profesorado y afirma que “la Educación pública deber ser una prioridad de cualquier gobierno”.

Manuel Marrero, diputado y ‘cabeza de lista’ de Podemos Canarias al Parlamento por Tenerife en las Elecciones Autonómicas del próximo 26 de mayo, ha afirmado que “el Gobierno de Clavijo no ha hecho una apuesta decidida por la educación pública, y mantiene este servicio público a la cola del Estado en inversión”, con tan solo un 3.61 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2019, “cuando se debiera estar invirtiendo ya, como mínimo, un 4.25 por ciento del PIB”.

Así, recuerda que en 2022 tendría que invertirse, al menos, un 5 del PIB.

Por ello, asegura que desde Podemos Canarias “apoyamos las movilizaciones del profesorado: concentraciones, propuestas de huelga y la asistencia a los centros con camisetas verdes”.

“La educación pública debe ser una prioridad de los gobiernos. Y desde Podemos, apostamos por ello”, puntualiza el diputado autonómico y candidato por Tenerife.

Marrero recuerda que durante la IX Legislatura, Podemos Canarias ha planteado” de manera persistente” al Gobierno de Canarias que” cumpla con el mandato legal de financiar adecuadamente la Ley Canaria de Educación” y, de manera especial, “que revierta los recortes aplicados en educación con la excusa de la crisis”.

“El Gobierno de Coalición Canaria estuvo muy presto en aplicar los recortes en sanidad y educación, que planteó en 2012 el Partido Popular desde el Gobierno estatal, mientras se utilizaban más de 60.000 millones de euros para salvar a los bancos”, afirma.

Para el diputado, estas medidas austericidas “trajeron consigo recortes salariales, aumentos de la jornada lectiva y de permanencia en los centros, a la vez que incremento de las ratios, todo ello en detrimento de la labor educativa y de su calidad”. Otras penalizaciones añadidas fueron el absurdo incremento de las tareas burocráticas, constatado por el Consejo Escolar de Canarias, y la disminución e incluso desaparición de proyectos, programas y recursos educativos.

“Estos recortes en Secundaria produjeron la no contratación de unas 1.250 personas. Sin embargo, cuando en otros lugares del Estado, y con los propios medios de los gobiernos autónomos, esta situación se ha revertido y, por ejemplo, el profesorado de Secundaria ha recuperado las 18 horas lectivas, en Canarias no se ha movido un ápice la situación ocasionada por dichos recortes, por falta de voluntad política”, ha insistido.

Marrero asegura que “efectivamente”, también hay responsabilidad del Gobierno del Estado, que aprueba la Ley de 2019 de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia “sin la correspondiente ficha financiera, al contrario de 2012 que sí recortó la financiación como consecuencia de la reducción de plantilla”.

“Las leyes, sin medios financieros, son brindis al sol”, añade.

No obstante, afirma que “casi todas las comunidades autónomas, con sus propios medios, han ido revirtiendo esta situación, menos Canarias, cuyo Gobierno sigue sin realizar una apuesta decidida por el servicio público de la educación, que es un derecho de toda la población”.

En los Presupuestos Generales de Canarias para 2019, donde la Consejería de Educación se comprometía a la recuperación de las 18 horas lectivas en Secundaria para el curso 2019-20, “ya advertimos al Gobierno de Canarias que estaríamos vigilantes respecto a su cumplimiento”.

Y con motivo de las primeras instrucciones dadas a los equipos directivos sobre propuesta de plantillas para el curso próximo, donde se continúa haciendo el cálculo sobre el horario de 20 horas lectivas, “denunciamos esta situación y le planteamos a la Consejera Monzón que cumpliera, sin excusas de uso del superávit, con lo decidido en los Presupuestos para 2019”.

Esa misma falta de voluntad política del Gobierno de Clavijo ha quedado manifiesta en la no creación de aulas de titularidad pública para el primer ciclo de la educación infantil 0-3 años, situándonos con un 16 por ciento de escolarización, a la cola de todo el Estado”.

Marrero recuerda además que desde la Ley General de Educación de 1970 tampoco se ha variado el horario de las maestras y maestros de educación Infantil y Primaria, que siguen reivindicando una disminución de, al menos, dos horas lectivas sobre las actuales 25 horas.

Por último, insiste en que es urgente la rehabilitación de la mayoría de los edificios e instalaciones de los centros educativos, como las cubiertas de canchas, “actuación abandonada durante décadas por el Ejecutivo canario”.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »