sáb. Abr 20th, 2019

El presidente de Cataluña podría ser inhabilitado si no retira los lazos amarillos del independentismo

  • La Junta Electoral Central le ha dado de plazo hasta este martes para retirar esta simbología de los edificios institucionales, con la finalidad de mantener la neutralidad durante la campaña para las próximas elecciones generales.

Quim Torra, el actual presidente de Cataluña, tiene de plazo hasta este martes para decidir si retira o no los lazos amarillos y los mensajes como ‘Libertad a los presos políticos’ que adornan la sede de la Generalitat y otros edificios institucionales.

Ese es el ultimátum que le ha dado la Junta Electoral Central (JEC), el máximo órgano español encargado de velar por la legalidad de los comicios que próximamente se celebrarán en el país. Así, le ha ordenado que retire todos los símbolos independentistas, entre los que se incluyen los lazos amarillos y las banderas esteladas .

Torra presentó el pasado miércoles un recurso a esta decisión, alegando que no podía coartar la libertad de expresión de los empleados públicos. Pero ese recurso ha sido rechazado por la JEC este lunes, que argumenta que esos símbolos solo representan las aspiraciones de una “parte de la sociedad catalana, pero no de toda ella” y que incumplen el principio de neutralidad que se le exige a una institución pública.

Además, la JEC también afirma que la libertad de expresión la pueden ejercer tanto los empleados públicos como los políticos, no así quienes ejerzan funciones institucionales y tampoco utilizando los edificios públicos de forma partidista.

El plazo de 24 horas que acaba este martes puede hacer que el caso pase a manos de la Fiscalía, quien podría iniciar un procedimiento penal contra Torra acusándole del delito de desobediencia. 

Así, se podría enfrentar a las mismas sanciones que ya han recaído sobre otros políticos catalanes, como el expresidente Artur Mas, que fue inhabilitado para el ejercicio de cargo público por desobediencia por la organización de la consulta del 9 de noviembre de 2014; o el caso aún más similar de Montserrat Venturós, alcaldesa de Berga, que fue condenada por no descolgar del balcón del Ayuntamiento de su municipio una estelada durante la celebración de las pasadas elecciones generales de 2015.

La ciudadanía catalana, al igual que la del resto del país, enfrenta un maratón de comicios en los próximos meses. El día 28 de abril se celebran las elecciones generales, donde se vota a los diputados del Congreso, que elegirán al próximo presidente del Gobierno, y el Senado. Y el 26 de mayo tendrán lugar elecciones al Parlamento europeo, votaciones regionales en numerosos territorios y elecciones municipales en todo el país.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »