jue. Abr 25th, 2019

EE.UU. considerará el despliegue de fuerzas armadas de otros países en Venezuela «como una amenaza directa a la paz»

  • Así lo ha afirmado el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, en un comunicado.

El asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, emitió un comunicado este viernes donde manifiesta que el gobierno de Donald Trump «condena el uso continuado de personal militar extranjero» en Venezuela.

Bolton señala al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de introducir personal y equipo militar ruso «en su intento de permanecer en el poder».

En este sentido, en el texto se afirma que el presidente venezolano «solo utilizará este apoyo militar para reprimir aún más al pueblo» y «poner en peligro la estabilidad regional«.

«Advertimos encarecidamente a los actores externos al Hemisferio Occidental contra el despliegue (…) consideraremos tales acciones provocativas como una amenaza directa a la paz«, ha afirmado Bolton.

El pronunciamiento de Bolton se produce en sintonía con las declaraciones efectuadas por Trump el pasado miércoles, quien afirmó que los militares rusos deben abandonar Venezuela y señaló que «todas las opciones» están abiertas para que eso suceda.

«Rusia tiene que salir» del país sudamericano, dijo Trump a la prensa, durante una reunión con Fabiana Rosales, esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Los recientes pronunciamientos de EE.UU. se dan luego de que dos aviones militares rusos, con integrantes del Ejército de ese país, aterrizaran en Venezuela el pasado fin de semana, según relató una fuente de Caracas a la agencia RIA Novosti.

Cooperación técnica-militar

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia aclaró el martes que especialistas rusos se encuentran en territorio venezolano en concordancia con el tratado existente de colaboración técnica-militar entre ambas naciones, que fue firmado en 2001.

«La Federación de Rusia desarrolla su colaboración con Venezuela en estricta conformidad con la Constitución de ese país y con pleno respeto a sus normas legislativas», declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, citada en el texto.

Un día después, el jueves, en una entrevista a la emisora Ejo Moskvi, Zajárova dijo que era la primera vez que escuchaba hablar sobre bases rusas en Venezuela y que no había presenciado ninguna discusión al respecto.

Con respecto a la exigencia de Washington de que su país salga de Venezuela, calificó de «caradura total» esa petición que, en su opinión, no tiene ningún fundamento moral ni jurídico. «Es un intento arrogante de dictar a dos Estados soberanos cómo deben construir relaciones». «Ni Rusia ni Venezuela son provincias de EE.UU.», agregó.

«Asuntos internos de Venezuela»

En la misma línea se ha expresado el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, quien escribió en su cuenta de Twitter que «alguien le paga más» a Bolton «por interferir infructuosamente en asuntos internos de Venezuela».

El canciller venezolano tildó de «cinismo» el comportamiento de las autoridades estadounidenses y responsabilizó a Washington de tratar de «interferir» en el programa de cooperación bilateral entre Rusia y Venezuela, mientras tiene un gran número de bases militares en todo el mundo y «un presupuesto militar creciente» de más de 700.000 millones de dólares.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »