El rey Juan Carlos I participó durante 2018 en un total de 24 actos oficiales. Así aparece recogido en la web de la Casa Real, que también detalla las actividades a las que ha asistido con carácter oficial el monarca emérito: almuerzos familiares, corridas de toros, partidos de fútbol, misas e inauguraciones varias, entre otras cosas. La actividad oficial de más relevancia a la que acudió Juan Carlos I en 2018 fue el viaje a Chile para asistir a la ceremonia de investidura del presidente Sebastián Piñera. 

El monarca emérito recibió el año pasado una asignación directa de los Presupuestos Generales del Estado a modo de salario de 194.232 euros. Por tanto, la participación del rey emérito en cada uno de estas apariciones como representante de la Monarquía ha costado 8.093 euros. 

Los dos períodos de más actividad del monarca fueron el mes de diciembre, por la celebración de los 40 años de Constitución, y los meses de mayo y junio en los que el monarca acudió con carácter oficial a la Final de la Champions League entre Real Madrid C.F. y Liverpool F.C; presidió “la tradicional corrida de la Beneficencia de la Feria de San Isidro” y participó en la reunión del máximo órgano de gobierno de la Fundación Cotec. 

Entre los 24 actos del rey Juan Carlos en 2018 también destaca la asistencia con carácter oficial a dos misas. Por una parte, la Misa conmemorativa del 25 aniversario del fallecimiento de Su Alteza Real el Conde de Barcelona” y, por otra, la Misa del Domingo de Pascua en la catedral de Mallorca que se dio a conocer por el incidente de la reina Letizia con Sofía de Grecia y Dinamarca.

El rey Felipe, a 1.312 euros por acto

El rey Felipe en 2018  participó en 187 actos oficiales incluyendo los viajes que  realizó por México, Perú, Estados Unidos, República Dominicana y Haití, incluido el discurso de Nochebuena. En total, el monarca recibió en 2018 de asignación directa de los Presupuestos Generales del Estado un total de 242.769. Es decir, el monarca habría recibido 1.298 euros por cada acto oficial en el que ha participado.

El coste por acto del monarca emérito, por tanto, multiplica en siete veces el coste de los actos de Felipe VI. Cabe destacar que los dos monarcas no son los únicos con una asignación presupuestaria a su nombre. La reina Letizia recibe un total de 133.530 euros anuales, mientras que la asignación de Doña Sofía es de 109.260 euros.

La web de la Casa Real también recoge que la asignación presupuestaria de 2018 para sus gastos era de 7.887.150 euros, de los 679.818 euros se dedican a los salarios de los miembros de la familia. Esta cantidad supone un 1,5% de incremento respecto a la asignada en los presupuestos de 2017.