vie. Abr 19th, 2019

El senador Bauzá abandona el PP

Domingo Sanz | Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid.

Ahora que vuelve un instante a las portadas, recordar al Bauza presidente de Baleares es pensar en Borja Rupérez, a quien nombró y destituyó de IB3, la TV autonómica, coincidiendo en el tiempo con la compraventa, finalmente fallida, de una vinoteca propiedad del primero al comienzo de su mandato en 2011. O también en su farmacia, acreedora como todas de la Sanidad Pública pero cuya gestión consiguió que se le reconociera compatible con la presidencia del Govern, en contra de sentencias varias dentro y fuera de Mallorca. O en el PP del Ayuntamiento de Palma forrándose la cara para recalificar el piso de Bauzá a toda prisa y evitar así el derribo ordenado por el Supremo.

De todo lo anterior salió bien parado, y que duda cabe que los efectos protectores de las mayorías absolutas juegan a favor de los abusos de cualquiera de sus presuntos. En casos como este pienso en esos líderes que quieren ser vistos casi como reyes para, sin darnos cuenta, extender también a su favor un manto de inviolabilidad como el que permite a Felipe VI cometer cualquier delito, por execrable que sea, sin ni siquiera poderlo investigar. No es extraño que defiendan la monarquía hasta el final.

Aunque Bauzá también gobernó. Gracias a eso no paró de provocar hasta conseguir que se convocara la mayor manifestación de la historia contra un gobierno de Baleares. Y, tras finalizar su mandato, también acertó a cosechar la mayor derrota del PP. Un personaje sin duda “histórico”, que seguirá buscando su hueco en las hemerotecas del futuro. La de ayer ya insinuaba que será en las filas de ese nuevo partido franquista en el que usted está pensando ahora mismo.

Pero hoy he querido “visitar” el Senado, que es donde insistió hasta la saciedad que quería ir, y los suyos le enviaron en julio de 2015 por el mucho miedo que inspiran los malos perdedores. Su trabajo allí se resume en 24 preguntas y 12 intervenciones, que no consta que hayan servido para nada porque la inutilidad de ese cementerio de elefantes se da por descontada. El problema es que cada una de esas actuaciones de Bauzá nos ha costado unos 3.300.- € en dinero efectivo, teniendo en cuenta los más de 120.000.- € limpios que se ha llevado porque, además, gente como él solo se mueve a gastos pagados. Como no recordar los viajes de Monago para pasear con su ligue por Canarias.

Bauzá busca en la política su beneficio privado y a cambio algo hay que hacer, lo más autoritariamente posible para ocultar bien el interés. Deprime pensar que los más de 500 millones de € que nos ha costado el Senado desde el crack de 2008 nos los podíamos haber ahorrado si los mismos políticos de PP y PSOE que reformaron el artículo 135 de la C.E. en agosto de 2011 hubieran aprobado, aunque solo fuera por decencia, una suspensión temporal de funciones y gastos del Senado hasta que finalizara la crisis. ¿Cuántos contribuyentes inocentes lo perdían todo mientras cobraban de un Senado que nos sigue costando más de 54 millones al año? ¿Y como es posible que ningún político de ningún partido esté proponiendo algo así ahora mismo, cuando no lo de cerrarlo para siempre? España sigue teniendo una deuda pública astronómica, pero a ellos les interesa para recortarnos, nunca jamás para recortarse ni los gastos suntuarios.

Como en tantas rupturas abruptas, Bauzá sale envenenando su despedida. Hace gracia que se justifique acusando a sus ex de catalanizar Baleares sabiendo, por ejemplo, que el PP ha cesado en menos de cuatro días a la candidata que acaban de elegir para las municipales de Inca, al descubrir ahora que dijo en un twit que las fuerzas de seguridad se habían excedido cuando el referéndum en Catalunya. Él pretende monopolizar el españolismo y a los del PP parece que les preocupa mucho más lo que piense algún policía de los que con gusto dejarían tuerta, por España, a cualquier persona con una papeleta de votación molesta, que no las opiniones de quienes, como muchos europeos normales, se escandalizaron por los excesos represivos.

Y, para terminar con Bauzá, todas las apariencias indican que hoy dispone de un patrimonio mucho mayor del que tenía cuando se afilió y, en cambio, todas las evidencias demuestran que el PP está mucho peor que entonces.

Ya puede hacer esfuerzos Casado, que por los agujeros que tiene su cesta de manzanas se le están cayendo las podridas y las sanas.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »