jue. Mar 21st, 2019

Cuba a un paso de tener una nueva Constitución: Debates, polémicas y cambios

  • Luego de meses de debate democrático donde participaron millones de personas, la Asamblea Nacional aprobará las reformas a la Carta Magna. Su sanción definitiva dependerá de un referéndum en febrero de 2019.

Este viernes 21 de diciembre la Asamblea Nacional de Cuba debate en pleno el proyecto de reforma de la Constitución. El texto fue presentado a mediados de año y sometido a un debate popular de varios meses, que comenzó el 13 de agosto y finalizó el 15 de noviembre. Su sanción definitiva dependerá de un referéndum en febrero de 2019.

Según informó Prensa Latina, casi 9 millones de cubanos –sobre 11.500.000 habitantes– participaron de 133.000 reuniones de discusión que se llevaron a cabo en barrios, centros de trabajo y estudio. De allí surgieron alrededor de 783.000 propuestas de modificación, adición o eliminación de artículos.

Inés María Chapman, diputada nacional y vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, señaló que, en relación al proyecto original, se ha modificado casi la mitad, “lo que demuestra el carácter democrático del proceso“. Por su parte, el diputado e integrante de la comisión redactora, Raúl Alejandro Palmero, consideró que se trata de un hecho “sin precedentes en Cuba y el mundo”.

En total, la Comisión Redactora encabezada por el expresidente Raúl Castro, sintetizó los aportes en 760 modificaciones.

Debates y cambios

De acuerdo al portal cubano Juventud Rebelde, fueron motivo de diversos planteos los artículos 121° y 122°, que establecen respectivamente que una persona puede ocupar la Presidencia por un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años y que debe tener menos de 60 a la hora de asumir el cargo.

A su vez, uno de los que más debate ha suscitado (se abordó en el 66% de las reuniones) es el famoso número 68, que en el texto borrador planteaba que “el matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello”. Ese artículo fue motivo de expectativa a nivel mundial ya que Cuba, un país muy avanzado en derechos sociales, aún tiene la cuenta pendiente de permitir el matrimonio entre personas del mismo género.

No obstante, durante esta semana se dio un cruce de versiones cuando se difundió que el mencionado artículo había sido eliminado por la oposición de la mayoría de la población. Medios de todo el mundo reprodujeron la noticia, sin embargo, Mariela Castro, diputada nacional, titular del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba e hija del expresidente Raúl Castro, aclaró la situación en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a la legisladora, no se borró esa parte de la nueva carta magna, sino que simplemente se reemplazó la palabra “personas” por “cónyuges”. Así se “mantiene la posibilidad de que todas las personas” puedan “acceder a la institución matrimonial”. También destacó que se incluyó “como elemento novedoso las uniones de hecho, sin atarlas a género alguno; esta figura, a la larga y según las estadísticas, es la más usada”.

Por otra parte, en el mismo Título V donde se encuentra ese artículo, ‘Derechos, deberes y garantías’, se incluyó otro que sostiene que “el Estado reconoce y protege a las familias, amén de su forma de organización”.

No hay retroceso en el “comunismo”

Cuando comenzó el debate de la nueva ley fundamental, se hizo hincapié desde la prensa internacional en que ya no se mantendría el horizonte “comunista” del proceso y este sería reemplazado por la nomenclatura “socialista”. No obstante, el nuevo Preámbulo de la Carta Magna sostiene que “Cuba no volverá jamás al capitalismo como régimen sustentado en la explotación del hombre por el hombre, y que solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena”.

Al respecto, durante el debate de esta semana el diputado por Holguín, Yusuam Palacios, declaró: “Con ello hemos silenciado la manipulación de los enemigos ante la opinión pública internacional sobre que Cuba deja de ser comunista”. “Es válido, legítimo y muy provechoso que tengamos esta mención expresa”, subrayo.

Consolidar las transformaciones económicas

Desde hace varios años que la isla comenzó un proceso de reformas de su modelo económico y, en ese sentido, la nueva Constitución busca fijar esas transformaciones en la ley 

Entre los principales puntos se destacan:

  • Reconoce el papel del mercado y de nuevas formas de propiedad no estatal, incluida la privada.
  • Prescribe, como precepto constitucional, la no concentración de la propiedad en sujetos no estatales.
  • Se mantiene la expropiación forzosa, únicamente atendiendo a razones de utilidad pública o interés social, y con la debida indemnización y garantías.

Asimismo, respecto a la propiedad socialista de todo el pueblo, se enumeran los bienes esenciales que la integran y su carácter inalienable, e inembargable. En la misma línea ratifica que el Estado dirige, regula y controla la actividad económica, así como distingue la planificación como el elemento central del sistema. Finalmente se refiere a la participación de los trabajadores en la dirección, regulación y control de la actividad económica.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »