Sí se puede apoya la movilización contra la sentencia del Tribunal Supremo a favor de la banca

  • La organización ecosocialista asegura que el poder financiero somete y controla a los poderes del Estado contra la ciudadanía

Sí se puede apoya la movilización contra la sentencia del Tribunal Supremo a favor de la banca en el caso del impuesto que se paga a la hora de tramitar las hipotecas. La organización ecosocialista asegura que el poder financiero somete y controla a los poderes del Estado contra la ciudadanía, tal como ha quedado demostrado con el bochornoso comportamiento del pleno del Tribunal Supremo en este caso, al rectificar la sentencia emitida inicialmente por la sala especializada en derecho tributario a favor de las personas que compran viviendas frente a las entidades bancarias.

Al sumarse a los llamamientos a la movilización en la defensa de los intereses de la mayoría del pueblo frente a la dictadura del poder financiero, en defensa de la justicia social, la independencia judicial y la dignidad, Sí se puede anima a la ciudadanía a participar en las convocatorias previstas este fin de semana en distintos lugares del Archipiélago.

Por otra parte, aunque la organización ecosocialista valora la iniciativa del presidente Pedro Sánchez para compensar esta decisión mediante un decreto que restablece los derechos ciudadanos, también destaca que este acto legislativo no puede tener carácter retroactivo, por lo que quedan conculcados los derechos de miles de personas que han pagado unos impuestos que corresponde pagar a los bancos. Asimismo, llama la atención sobre que el PSOE rechazó en febrero pasado, junto a PP y Ciudadanos, una iniciativa en este sentido presentada por el grupo Unidos Podemos en el Congreso. Ante esta situación, Sí se puede, junto a otras organizaciones, trabaja para recuperar el poder popular frente a la dictadura del poder financiero.

A juicio de la organización ecosocialista, el sistema de elección de las personas integrantes de la cúpula del poder judicial está caduco, ha demostrado la inexistencia de una auténtica separación de poderes que garantice una experiencia democrática aceptable. Mientras esta separación no sea efectiva, el Estado español seguirá recibiendo varapalos de los tribunales europeos, que no se cansan de llamar la atención sobre las carencias democráticas de este sistema judicial.

Sí se puede considera que la grave pérdida de credibilidad del poder judicial a partir de los vaivenes del Tribunal Supremo a la hora de hacer justicia ante el poder financiero es la culminación de un proceso de deterioro experimentado en los últimos años, en los que la ciudadanía ha asistido atónita ante innumerables casos de politización de la justicia. Por ello, debe tomarse esta situación como una oportunidad para promover un cambio total del sistema de elección de los poderes judiciales. En este sentido, Sí se puede considera extremadamente inoportuno el anuncio sobre el acuerdo que están a punto de cerrar el gobierno y el PP para la renovación del poder judicial.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Otros artículos relacionados