vie. Feb 22nd, 2019

Ver la televisión se asocia con peor salud mental en mujeres mayores

  • Muy pocos estudios habían evaluado en los adultos mayores si el sedentarismo se asocia también con peor salud mental.

Las mujeres mayores de 60 años que pasan más tiempo viendo la televisión tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas depresivos y angustia. Es lo que concluyen investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid en un trabajo donde apuntan que, por el contrario, realizar actividades físicas como caminar o hacer bricolaje contrarresta los efectos negativos del sedentarismo sobre la salud mental.

Los científicos ya sabían que los adultos jóvenes que pasan más tiempo sentados tienen un mayor riesgo de depresión, pero muy pocos estudios habían evaluado en los adultos mayores si el sedentarismo se asocia también con peor salud mental.

Tampoco, hasta ahora, se había examinado si las conductas sedentarias que requieren un mayor esfuerzo intelectual (como leer o trabajar con el ordenador) y las conductas sedentarias pasivas (como ver la televisión) se asocian de manera diferente con la salud mental.

Para aclarar esta cuestión, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el CIBERESP realizaron un estudio con 2.614 personas mayores de 60 años participantes en la cohorte ENRICA-Seniors, un conjunto de personas con el que se analizan asociaciones entre el estilo de vida y el envejecimiento saludable de adultos mayores.

Los participantes fueron entrevistados en 2012, cuando se recogió información sobre sus hábitos sedentarios y de actividad física. Posteriormente, fueron seguidos hasta el año 2015, con el fin de investigar quiénes desarrollaban depresión o distrés psicológico.

Tras el seguimiento, se observó que las mujeres que más tiempo pasaban viendo la televisión desarrollaban más síntomas de depresión y el llamado ‘distrés’ psicológico. Sin embargo, las que pasaban más tiempo sentadas realizando actividades con mayor esfuerzo intelectual (leer o trabajar con el ordenador) presentaron un menor número de síntomas depresivos y de distrés. “Desconocemos qué factores puedan explicar el por qué estos resultados no se observaron en hombres”, afirman los autores.

Por último, los resultados –publicados en la revista Depress Anxiety– apuntan que la actividad física, en concreto caminar, practicar algún deporte o hacer bricolaje, puede contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo sobre la salud mental.

Depresión y ‘distrés’ psicológico

La depresión es el trastorno mental más frecuente en ancianos y la principal causa de discapacidad en el mundo. Alrededor del 10% de las personas mayores de 60 años padece depresión. Este es un importante problema de salud, no solo porque empeora mucho la calidad de vida sino también porque eleva el riesgo de padecer enfermedades crónicas como las cardiovasculares, aumenta el uso de los servicios sanitarios, reduce la adherencia a los tratamientos médicos y aumenta el riesgo de muerte.

El distrés psicológico es un estado de angustia o sufrimiento que conduce a una pérdida progresiva de energía, agotamiento emocional y pérdida de interés en las cosas de la vida. Al igual que ocurre con la depresión, este estado se asocia con un mayor riesgo de enfermedades crónicas y muerte.

Las personas mayores pasan la mayor parte del día sentados, ya sea viendo la televisión, leyendo, usando el ordenador, escuchando música, etc. Este sedentarismo aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y obesidad, así como de ser hospitalizado o incluso morir.

nuevatribuna.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »