El Pacto de Toledo sella la revalorización de las pensiones “en base al IPC” con la excepción de ERC

Reforma de las pensiones
  • La comisión parlamentaria ha cerrado la recomendación 2, sobre revalorización de las pensiones, con el apoyo de todos los grupos menos ERC
  • Esquerra considera que el texto es ambiguo y no garantiza la subida anual conforme al IPC, por lo que tacha el acuerdo de “blanqueo del Pacto de Toledo”
  • La redacción incluye la desautorización de la reforma de las pensiones del PP en 2013, que “no goza del suficiente consenso político y social”

La comisión del Pacto de Toledo ha cerrado este miércoles su recomendación sobre la revalorización de las pensiones, para que estas se actualicen anualmente “en base al IPC real”, con la excepción de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). En opinión del partido catalán la redacción, que  adopta el texto del preacuerdo alcanzado a finales de septiembre entre las distintas fuerzas parlamentarias, es “ambigua” y no garantiza que las pensiones suban siempre con el IPC. Por ello, el portavoz de ERC, Jordi Salvador, ha afirmado que su grupo emitirá un voto particular en esta materia.

La recomendación cerrada hoy ha sido una de las más conflictivas en el seno del Pacto de Toledo, la comisión parlamentaria que diseña las recomendaciones para el futuro del sistema público de pensiones. Hay que recordar que lo pactado en la comisión no es vinculante, sino que forma parte de una guía que envían los distintos partidos políticos al Gobierno, que es el encargado de legislar las reformas que considere, tradicionalmente tras pactar con los sindicatos y las patronales de empresarios.

Tras muchos meses de posturas encontradas respecto a esta recomendación 2, el pasado mes los grupos –excepto ERC– llegaron a un preacuerdo que establece que “la revalorización anual de las pensiones en base al IPC real se presenta como el mecanismo que ha de servir para conservar el poder adquisitivo de las pensiones”.

El texto incluye una mención a que puedan darse situaciones en las que se acuerden otras “acciones de mejora”, cuando lo permita la situación económica y con la oportuna cobertura legal, para “aumentar dicho poder adquisitivo”.

Para Unidos Podemos y PSOE la recomendación deja claro que el Pacto de Toledo apuesta por vincular las pensiones a los precios, la demanda que comparte también ERC. La interpretación en PP, Ciudadanos y PDeCAT es distinta, ya que sus portavoces estiman que el texto es amplio y que en él caben subidas inferiores de las pensiones en épocas de crisis e incluso discutir si todas las pensiones deben subir lo mismo en momentos de recesión.

El portavoz de ERC ha destacado estas diferencias para sustentar su oposición al texto pactado sobre la subida anual. “Si no es vinculante y encima hacemos una recomendación que es ambigua”, ha afirmado Jordi Salvador, “todo el mundo podrá interpretarla como quiera”. En opinión de Salvador, el acuerdo alcanzado “no es un pacto, es un blanqueo del Pacto de Toledo”.

La portavoz de Unidos Podemos en el Pacto, Aina Vidal, considera “un error” que ERC no se adhiera a esta recomendación, ya que insiste que la postura del Pacto de Toledo es clara: “Revalorizar con el IPC”. Vidal considera que las diferencias en la interpretación del texto son una estrategia de los partidos que en un inicio no eran partidarios de esta opción. “Algunos necesitan inventarse cosas que no están en la recomendación”, ha lamentado, para no admitir que “han tenido que hacer un cambio de 180 grados”.

Mercè Perea, portavoz del PSOE en la comisión, espera que ERC “se acabará sumando” al acuerdo y destaca que el Pacto venía de “posiciones muy polarizadas” y ha logrado un texto en el que se recoge expresamente la revalorización de las pensiones en base al IPC.

La recomendación sellada hoy incluye también  la desautorización de la reforma de las pensiones aprobada por el PP en 2013: “El vigente Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) no goza del suficiente consenso político y social”. El IRP es uno de los elementos clave de la reforma del Gobierno de Rajoy, junto al factor de sostenibilidad, que encadenó sucesivas subidas del 0,25% de las pensiones.

Avanzar en otras recomendaciones

Tras ultimar la recomendación sobre el poder adquisitivo de los pensionistas, el Pacto de Toledo avanzará en el resto de recomendaciones, que en la actualidad contaba con un total de 21.

Los grupos políticos han acordado añadir tres recomendaciones más: una “recomendación cero”, para reafirmar el papel del Pacto de Toledo y que cualquier reforma del sistema público de pensiones tenga discutirse en el seno de la comisión parlamentaria, así como una recomendación específica sobre los jóvenes y otra acerca de la automatización y nuevas tecnologías, con el impacto que tienen en el mercado de trabajo.

Del conjunto de recomendaciones, la primera –que aborda el futuro de la financiación del sistema– es una de las que levantan más posturas encontradas y en la que el acuerdo entre las formaciones queda aún lejos.

Además, el Pacto tiene que discutir cuestiones como delimitar qué es una “pensión suficiente” (y por lo tanto el criterio para establecer la pensión mínima), la igualdad de género en el sistema, las pensiones de viudedad y orfandad, el factor de sostenibilidad y la edad de jubilación, entre otras cuestiones.

Aunque se haya cerrado la recomendación 2, sobre revalorización, no se votará hasta que estén todos los puntos cerrados. ERC, que por el momento mantiene que presentará un voto particular sobre la subida anual, ha condicionado un posible cambio de parecer a cómo avancen el resto de recomendaciones, especialmente la que afecta a la financiación.

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Otros artículos relacionados