sáb. Feb 23rd, 2019

El ODIC advierte sobre el peligro de las nuevas Deepfakes

Sergio Díaz, experto del Observatorio de delitos informáticos de Canarias (ODIC), expone que la lucha contra los fake news  se complicarán debido a los deepfakes. Según este profesional en la materia “es solo cuestión de tiempo que los videos manipulados empiecen a proliferar las redes sociales”

El Deepfake se basa en la inteligencia artificial y se utiliza para para combinar y superponer imágenes y videos existentes en imágenes o videos de origen. A nivel mundial existe un grave problema para detectar y contrarrestar las fakes news. Ahora se suman los deepfakes  que son capaces de crear noticias falsas y engaños maliciosos. En la actualidad esta técnica se puede encontrar en videos alojados en plataformas como Youtube o Vimeo.

Por ejemplo, imaginemos por un momento a un personaje público hablando en un medio de comunicación de algún tema de interés para la sociedad y que acto seguido los cibercriminales cojan ese contenido y lo modifiquen gracias a la inteligencia artificial y lo difundan por internet. Uno de los mayores problemas que pueden causar los Deepfakes  es tergiversar la información, explica Díaz.

Hace años, alterar un video era complicado porque necesitabas muchos conocimientos y requería de equipos especializados como los que utilizan en las películas de Hollywood. En la actualidad gracias a la deepfakes o lo que se denomina también “profunda falsedad” los usuarios pueden utilizar Fake Apps que permiten modificar videos de tal manera que los usuarios en general que los vean, les será muy difícil diferenciar si el video es auténtico o no. Esta tecnología funciona analizando cada segundo de la imagen y reemplazando la cara con otra imagen.

Según Sergio Díaz, uno de los mayores peligros es que las deepfakes han sido utilizadas para crear videos pornográficos de celebridades falsas o videos de pornovenganza. Con el tiempo esta tecnología irá progresando, lo que hará cada vez sea más difícil detectar si el video ha sido manipulado, teniendo como consecuencias el riesgo de la reputación de las personas.

En la actualidad, el ODIC se encuentra trabajando  y analizando esta tecnología, ya que los formatos principales a la hora de divulgar un bulo son las noticias, las imágenes o videos con titulares inventados y los audios falsos.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »