El accidente de Génova en el que una veintena de personas perdieron la vida tras el derrumbe de un puente no ha impedido que Matteo Salvini, el ministro de Interior de Italia, cancelase su asistencia a una fiesta de la élite local de su partido en Messina.

En las imágenes, Salvini aparece cortejado por miembros de la Liga Norte, disfrutando de platos de pescado, copas de vino y posando junto a una tarta decorada con el texto “el equipo gana”.

La noticia ha sido publicada por medios italianos como La Repubblica o La Stampa después de que varios asistentes a la fiesta publicaran fotografías en las redes sociales en las que se puede ver al ministro de Interior en un ambiente distendido.