dom. Feb 17th, 2019

29 canarios en Mauthausen- Gusen, casi 71 años despues recordamos que habia un gomero de Hermigua, Alejandro Moreno García

Entre el 5 y el 7 de Mayo, se cumpliran 71 años de la liberación por tropas de Patton de los internos sobrevivientes del terrorífico campo de concentración nazi de Mauthausen- Gusen (Austria), en el que murieron más de 6.000 españoles republicanos (“Roten Spanier”, españoles rojos), de ellos y según los datos obtenidos hasta la fecha, 29 canarios,  de los cuales uno era de La Gomera (Alejandro Moreno Garcia) y por ejemplo habia tambien ocho palmeros. A todos ellos, y el particular a nuestros paisanos y a sus familias, va dedicado este recuerdo.

Mauthausen era y es una pequeña ciudad de unos cinco mil habitantes, situada a orillas del Danubio, a unos 20 Km. al este de Linz, capital de la Alta Austria. Hittler ocupó Austria  (el “Anschluss”), a petición de las autoridades nazis austriacas, el 13 de Marzo de 1936, con lo que este viejo país pasó a formar parte del III Reich. Desde el inicio de la II G. Mundial, los nazis alemanes y sus colegas austriacos establecieron  en esta zona de Mauthausen un extraño y diabólico sistema de producción y muerte, en el que Mauthausen era el campo central del que dependían unos 45 sub-campos (“AuBenlager”), dedicados a distintas actividades, todas perversas. Así nació, en 1940, el tristemente célebre  Mauthausen-Gusen o Gusen I, en Langestein, a cuatro kilómetros del campo central, dedicado a la extracción de granito y cristal de roca y la construcción de fuselajes para los aviones Messerschmitt, material de guerra diverso y fabricación de gasolina sintética, en profundos y resistentes túneles subterráneos, con el trabajo de los prisioneros esclavos procedentes de toda Europa en condiciones terribles. Gusen I (había dos más) fue bautizado por los internos como “el infierno del infierno”.Los primeros en llegar a Gusen I fueron los prisioneros polacos y a continuación los españoles, los “Rotspanien Kämpfer” (“combatiente rojo español”) y luego los prisioneros rusos y un buen número de judíos de toda Europa, además de “población sub-humana”  (en terminología nazi), tales como homosexuales y gitanos.

Los republicanos españoles que se habían refugiado en Francia corrieron un trágico destino. Franco no los reconocía como españoles (lo que sí hizo con algunos judíos sefarditas, quizá por considerarse uno de ellos), el colaboracionista General Petain les temía, por rojos y combativos, y el “padrecito” Stalin (Rusia aún no estaba en guerra con Alemania) tampoco quiso saber nada de ellos por que eran unos vencidos, por  lo que fueron entregados a los desalmados SS como “apátridas” (distintivo triángulo azul invertido con las letras SP, siglas de “español”) para su uso como prisioneros esclavos hasta la muerte y enviados a “campos sin retorno” para su explotación y eliminación, proyecto muy elaborado por los nazis para toda la población europea “no aria” (¡que será eso!), cuyo eslogan era “nacht und nebel” (“noche y niebla”).

Campo de concentración de Mauthausen- Gusen I

Gusen I era, además de campo para la producción bélica,  campo de exterminio, con cámaras de gas  y crematorios anejos. Las barbaridades cometidas con los internos no tienen adjetivos capaces de calificarlas, y la lista es interminable: extenuación por el trabajo, hambre absoluta, torturas y palizas mortales, muerte por congelación y finalmente, las cámaras de gas. En Gusen I se practicaron experimentos médicos de toda clase con los internos, dirigidas por los “doctores” SS Helmut Vetter y Herbert F.Heim, especialista en la preparación de cabezas humanas como pisapapeles; destacó el “doctor” Eduar Krebsbach, el “Doctor Inyección”, por su especialidad en matar a seres humanos con inyecciones de bencina directas al corazón .En Febrero de 1945 cometieron la “proeza” de asesinar a 420 niños judíos de entre 3 y 7 años mediante este método. Estos experimentos se hacían en conexión con la Academia Médica de las SS en la Universidad de Graz e incluían trepanaciones, “cirugía de investigación” y extracciones masivas de sangre hasta la muerte, sangre que era enviada para trasfusiones a las tropas alemanas que luchaban en el frente del Este.

Entre 1943 y 44 los prisioneros en Gusen I eran unos 11.480, en Gusen II (St. Georgen), unos 12.537 y en Gusen III, dedicado a la producción de ladrillos, alrededor de 274. A medida  que los alemanes iban perdiendo la guerra y aceleraron la “solución final” los campos Gusen llegaron a tener más internos que Mauthausen. Comandaba esta formidable máquina  de exterminio el muniqués Coronel SS Franz Zieres, asesino patológico a quien gustaba observar y dirigir personalmente algunas de las muy variadas ejecuciones. Ante la proximidad de las tropas americanas, recibió la orden de encerrar en los túneles de Gusen a todos los internos más  la población civil de Gusen y St. Georgen y volar los túneles, para eliminar cualquier tipo de posibles testigos. Gracias a Dios no les dio tiempo.

Horno crematorio de Gusen I

La Liberación

Los días 5, 6 y 7 de Mayo de 1945 se produjo la liberación de los diferentes campos del “complejo Mauthausen”. Gusen I fue liberado por el Sargento de Estado Mayor  Albert J. Kosiek y veintitrés hombres de la 41 Escuadrilla de la 11 División Acorazada  del Tercer Ejército ( “la División Yankee”) de los EE.UU. bajo el mando del General Patton.

Los sobrevivientes españoles fueron los que se hicieron con el control del campo de Gusen I, desarmando a los pocos guardias a los que no les dio tiempo a huir, razón por la cual la gran pancarta  puesta sobre la entrada del campo dice en español: “LOS ESPAÑOLES ANTIFASCISTAS SALUDAN A LAS FUERZAS  LIBERTADORAS”

El jefe del campo, el Coronel SS Franz Ziereis intentó huir disfrazado de tirolés, pero fue herido por soldados americanos y conducido al Hospital Militar USA de Gusen, donde murió. Su cadáver fue colgado por los presos cerca del campo.

Más de 150.000 personas murieron en Mauthausen,  de ellas alrededor de 37.000 en  Gusen I; unos 7.000 eran españoles. Del total de víctimas sólo se han podido identificar hasta la fecha alrededor de 40.000.

Liberación de Gusen I.  6 de Mayo de 1945, por topas americanas de la II División Acorazada del Tercer Ejército.

Los canarios de Mauthausen-Gusen

De los aproximadamente 6.000  “Rotspanien Kämpfert” asesinados en Mauthausen-Gusen y según los datos que se conocen hasta el momento, unos 29 eran de Canarias, de ellos uno de la Isla de La Gomera, todos apresados en Francia, donde se encontraban refugiados, unos tras haber  traspasado las fronteras pirenaicas y otros que, siendo reclusos en Fyyfes (“Faife” en canario), habían sido canjeados.

Los canarios no palmeros asesinados en Mauthausen-Gusen fueron:  

Nombre Lugar de nacimiento Fecha de muerte
Alfonso García, Francisco La Laguna, Tenerife 18/06/1942
Cabrera Álvarez, I. Canarias 17/02/1943
Cedros Arocha, Domingo Lanzarote 18/11/1941
Domínguez Moreno Las Palmas 30/01/1941
Dorta Díaz, José S J Rambla 19/09/1941
Fuentes Nieto, Manuel Santa Cruz, Tenerife 12/11/1942
González Abreu, Manuel Los Silos, Tenerife 07/11/1941
Hernández González, Nicolás Orotava, Tenerife 09/11/1941
Martín Pérez, Rafael Las Palmas 04/08/192
Moreno García, Alejandro Hermigua, La Gomera 23/09/1941
Noda de la Cruz, Pedro Arrecife, Lanzarote 06/05/1942
Perera Marrero, Sebastián La Laguna, Tenerife 1211/1941
Ramos Díaz. Antonio Las Palmas 18/09/1942
Ramos García, Vicente Las Palmas 08/10/1941
Reyes González, Emilio Tablero, Tenerife 21/08/1944
Salinas Lizarondo, Juan Las Palmas 04/12/1941
Sánchez Santana, Matías Las Palmas 31/07/1941
Santa Ana Domínguez, Pedro Las Palmas 20/08/1941
Santana Martín, Miguel Las Palmas 28/01/1942
Santana Pérez, Francisco Las Palmas 26/09/1941
Tabares Hernández Santa Cruz, Tenerife 05/05/1942

http://www.sbhac.net/

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »