vie. Abr 19th, 2019

“Solitarios: Louis Soutter”

0. ¿Qué es una persona humana, qué es una vida humana, qué es un ser humano por dentro y por fuera…? ¿Qué nos dicen las personas que están en los límites, sean por motivos sociales o psicológicos o culturales o económicos de la naturaleza humana? ¿Qué nos dice, de la obra que ha quedado Louis Soutter, como dibujante-pintor-diseñador-violinista de nosotros mismos, qué nos dice de él mismo?

1. Louis Soutter, 1871, Morges, Suiza, 1942, Ballaigues. Suiza.

Se trasladó a Estados Unidos y fue durante seis años director del departamento de arte y diseño en la Universidad de Colorado. Aunque después del divorcio con una americana volvió a Europa. Fue hospitalizado, parece ser contra su voluntad en un hospital o residencia para ancianos desde 1923 hasta su muerte. Primo de Le Corbusier, parece ser que Jean Dubuffet lo descubrió y lo incorporó, por decirlo de algún modo como otro artista del arte bruto, arte marginal, arte de los enfermos mentales, arte de los niños… Después de su muerte a instancias de amigos y de su primo crearon una fundación dónde se insertaron personas del mundo artístico y buscaron y recogieron la obra que todavía podría existir.

Insertar y sintetizar una vida y una obra en unas cientos de palabras es imposible, pero si podemos analizar algunos flecos o algunos matices que nos pueden ayudar a reflexionar sobre la condición y existencia humana, sobre este autor-artista en concreto, sobre nosotros mismos, sobre la función del arte en el existir humano, etc.:

– Algunos de las miles de dibujos y pinturas que realizó y que se han conservado se parece claramente al arte de los graffiti realizado a finales del siglo veinte.

Lo cual nos lleva a preguntarnos ¿el estilo es una cuestión de forma o de tendencia de la evolución estética-artística, o es algo que nace de a prioris de la psique humana o de los arcanos de la condición humana? ¿O dicho de otro modo el estilo es en última instancia consecuencia de la psique-mente o de la posición mental de un periodo de tiempo, de un autor, de una mente-cerebro-psique-cuerpo, incluso de unas circunstancias…?

– Debido a la artrosis en sus últimos años de vida, no pudo utilizar y coger un lápiz o un pincel, y entonces se vio obligado a pintar con los dedos, porque no podía estar sin crear imágenes, crear pinturas-dibujos.

– Algunas de sus obras me recuerdan a Klee. Esos trazos anchos, generalmente negros, de figuras enmarcadas. Diríamos que el arte bruto se parece mucho, eso me parece a mí, al arte mal llamado primitivo, al arte prehistórico. Quizás tengan en común que nacen de lo más profundo del ser humano, que se olvidan de las tendencias artísticas y estéticas del momento y solo miran al fondo del ser humano. Que no buscan gustar a los demás, ni hacer carrera artística sino expresarse o expresarse en el mundo o expresar el mundo. Quizás ser en el mundo con una línea-color en este caso o con el arte que hayan escogido o les haya seleccionado a ellos.

– Este autor pinta el sufrimiento y el dolor, o podríamos decir desde el sufrimiento-fracaso-enfermedad-dolor-enfermedad pinta el dolor-sufrimiento y el sufrimiento-dolor.

Un cuadro-dibujo-pintura-arte en este caso es como una sonda que este autor envía al mundo, diciendo entre otras cosas, soy y existo, estoy aún en la vida-existencia, aunque esté en el silencio de una residencia para ancianos con problemas psicológicos.

Es un misterio como una vida-existencia que tuvo estudios oficiales, que alcanzó un puesto de cierta valía y valor en Estados Unidos, como tal persona se fue deteriorando, quizás debido a una intersección de factores externos e internos… para al final, quizás solo quedarle la pintura, olvidado de todo y de todos, olvidado, quizás posiblemente de sí mismo. Como tantos otros, por casualidad y azar y no solo por causalidad no se perdió su obra, o al menos no se destruyó totalmente su obra, que posiblemente se habrá perdido demasiado. Como siempre nos enfrentamos al problema clásico de que unos “piensan que no se pierde un gran autor, en ningún arte, y por tanto, tampoco su obra y otros piensan o pensamos que tal como está organizado hoy el mundo de la cultura, tememos que se pierdan demasiados…”.

– Soutter nos enfrenta al silencio, diríamos que es filosofía con silencio o pintura con silencio. Nos lleva posiblemente a los recovecos más profundos de la psique humana, del consciente o inconsciente humano, quizás nos lleva a lo más profundo de nosotros mismos, que tenemos semitapado, semiescondido, semiolvidado, diríamos que Soutter es el silencio de la filosofía del color y del no color.

2. Para terminar, quizás habría que aconsejar que se hiciese una exposición antológica en la Piel de Toro, que hasta donde yo sé todavía no se ha realizado ninguna… Quizás, la mejor conclusión sería ésta, y así la población de este trozo de Europa se enfrente a sí mismo teniendo en cuenta los dibujos-pinturas de este autor…

http://soliloquios.blogia.com © jmm caminero (17 octubre 2016-28 enero 2017 2 cr).

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »