Los funcionarios tendrán que esperar hasta la presentación del anteproyecto de Ley de Presupuestos de 2017, es decir, hasta enero, para saber si tendrán subida de sueldo el próximo año y en qué cuantía. El Gobierno quiere cerrar antes los pactos políticos que faciliten la tramitación de las cuentas anuales y en ese contexto ver el margen disponible.

Así lo ha avanzado el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, tras el acto de toma de posesión del cargo. De este modo, ha descartado fijar la revisión de el sueldo de los funcionarios para 2017 por la vía del decreto, como el Gobierno ha hecho en cambio con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) del 8% y como estudia hacer con la actualización del 0,25% de las pensiones.

El Gobierno descarta fijar la revisión de los sueldos públicos para 2017 por la vía del decreto

Por lo pronto, el techo de gasto del Estado para 2017 se situará en 118.337 millones de euros, 5.000 millones menos que lo previsto inicialmente para 2016. Una cifra que, como ha recordado Nadal, no se puede sobrepasar.

Para garantizarlo, el Gobierno prorrogará el Presupuesto de 2016 una vez venza el año y a continuación aprobará en los primeros compases de 2o17 un decreto para establecer un acuerdo de no disponibilidad de crédito por importe de 5.000 millones de euros.

Con ese techo de gasto, el Gobierno calcula que está garantizada la reducción del déficit desde el 4,6% del PIB o una cifra “cercana” a ese porcentaje, en palabras de Nadal, hasta el 3,1%.

Dentro de ese límite, hay partidas de gasto social que vienen dadas por el propio devenir de la economía. Así, la protección social se llevará 191.294 millones de euros del total del gasto en 2017, casi un 2% más que en 2016, de acuerdo con el Plan Presupuestario 2017 remitido a Bruselas.

Los acuerdos políticos marcan el perímetro

Otro de los límites entre los que el Gobierno se moverá a la hora de fijar la subida del sueldo de los funcionarios para 2017 será el de los acuerdos políticos con otras fuerzas parlamentarias. La cosa es sencilla, sin acuerdo político no habrá Presupuestos y, sin ellos, de nada sirve hablar de qué incremento salarial le corresponde a los funcionarios.

Otro de los límites entre los que el Gobierno se moverá será el de los acuerdos políticos con otras fuerzas parlamentarias

Sin ir más lejos, el Ejecutivo ha cerrado un pacto con Ciudadanos para incorporar otro paquete más de medidas sociales que alcanzará los 3.850 millones de euros. Entre ellas se encuentran el complemento salarial, para el que el formación naranja planeaba destinar inicialmente hasta 1.300 millones de euros, o la ampliación de los permisos de paternidad a cuatro semanas.

Según ha explicado Nadal, el Gobierno va a tener que “girar” los márgenes de gasto hacia estos acuerdos para cumplirlos. No obstante, fuentes del Ministerio de Economía no han concretado si este acuerdo se incluye en la cifra destinada a estas políticas dentro del Plan Presupuestario.

Y al final, los funcionarios

Sin embargo, Nadal no ha querido avanzar nada en referencia al salario de los funcionarios. Solo que lo concerniente a esta cuestión se abordará en el anteproyecto de Ley de Presupuestos con carácter retroactivo al 1 de enero de 2017.

Ni siquiera ha avanzado si la subida tendrá como punto de partida la previsión de IPC para el año 2017, que se sitúa en el 1,5%. Una revisión por debajo de esta supondría una pérdida de poder adquisitivo para el colectivo.

A la espera de la decisión final, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señalaba en su discurso durante el acto de toma de posesión de los nuevos altos cargos de su departamento, también de Nadal, que “es el tiempo de la pedagogía” y de “explicar mejor” las políticas públicas. Para empezar, Montoro ha dejado claro que “hacen falta unos Presupuestos para cumplir lo objetivos de déficit y tener estabilidad política”.