dom. Abr 21st, 2019

La Gomera y los deportes relacionados con la naturaleza

  • Cristofer Clemente asegura que entrenar en los paisajes ha supuesto uno de los principales incentivos para desarrollar su meteórica carrera
  • David Rodríguez ratifica el auge de estos deportes pero también matiza que su implantación es desigual en la Isla
  • Rodríguez Herrera trabaja en la implantación de rutas teatralizadas en las que se expliquen aspectos de la historia de La Gomera

A la pregunta: ¿Cuáles son las posibilidades de La Gomera para acoger actividades deportivas relacionadas con la naturaleza? Las respuestas son siempre coincidentes: todas.

La Isla en la actualidad se ha convertido en un semillero de alternativas para practicar deportes doblemente saludables en un paisaje privilegiado.

El camino apenas se ha comenzado a andar aunque ya están registrados algunos hitos importantes como la celebración anual de la carrera Gomera Paradise Trail cada vez más conocida en el ámbito internacional y que en su pasada edición reunió a alrededor 400 competidores. El Atlantic Challenge, una competición a través del mar en remos para llegar a América ha obtenido también una trascendencia que desborda las previsiones.

Aparte habrá que sumarle una excepcional red de senderos que es posible recorrer en condiciones de seguridad y señalización óptimas y en contacto directo con la naturaleza

De forma paralela en la Isla también se puede disfrutar del turismo cultural, gastronómico, folclore o hacer un seguimiento a la gesta colombina. David Rodríguez es un empresario relacionado con el mundo de la naturaleza y los deportes en La Gomera. Este joven se ha especializado en organizar desde Valle Gran Rey actividades como kayak, recorridos por senderos o para niños. Una variedad sin duda amplia. Por ello no duda en señalar que en estos momentos La Gomera alberga “todas las posibilidades, tanto para el entrenamiento como para competiciones”. Rodríguez comenzó a relacionarse con este mundo en 2008 y lo hizo a través de la organización de carreras de montaña, acuatlones, travesías a nado… con el tiempo ha podido comprobar cómo han evolucionado al auge esta modalidad, aunque cree que es diferente según municipios. Pese a todo ello, este empresario considera que sin duda se ha registrado un impulso de los deportes relacionados con la naturaleza durante los últimos años.

Ejemplos concretos serían Paradise Travel y un significativo grupo de actividades que sin embargo, sólo representan una pequeña parte de lo que puede ocurrir en el futuro. Sostiene al igual que otros de los entrevistados, que en estos momentos hay diferentes lugares, incluso en Canarias, que pueden servir de modelo a seguir. En el auge de esta moda tiene mucho que ver la enorme variedad de gustos de los practicantes de cada modalidad deportiva y que abarcan desde travesías a nado, triatlón o competiciones a remo, incluido el Atlantic Challenge de renombre internacional. Pero para que no se desperdicien oportunidades, Rodríguez pide a las instituciones que apoyen al sector y que apuesten por la promoción.

El joven corredor Cristofer Clemente es por ahora el máximo ejemplo de deportista gomero que ha hecho de la naturaleza su particular campo de entrenamiento y con excelentes resultados. Entre sus últimas proezas está haberse convertido hace algunos meses en el nuevo rey del Ultrasky mundial, la Ultra Pirineu, donde se coronó como campeón del mundo. Nada menos. Este deportista es el resultado palpable de conjugar la voluntad, las ansias de superación, el talento y ver cómo todo ello se multiplica en progresión geométrica gracias a disponer de un entorno privilegiado en el que poder entrenar: la naturaleza de su Isla natal. Clemente es claro al indicar que La Gomera es, bajo su punto de vista, un lugar “espectacular” para practicar este tipo de deportes.

Sus principales valores son una red de senderos muy amplia y poco transitada, enclaves paradisíacos y recorridos que van desde la costa a barrancos “rompepiernas” o desniveles brutales. Pero sobre todo cuenta con dos ejes muy marcados para llevar a cabo los recorridos. El primero es el llamado 131 que discurre por toda la Isla desde San Sebastián a Vallehermoso, atravesando el Parque Nacional de Garajonay y el 138 que va por la costa recorriendo todos y cada uno de los municipios a no más de ochocientos metros de altura.  “Los paisajes que disfrutas a veces son tan impactantes que a mí mismo me suelen todavía sorprender y me trasladan a otro continente”. Pero además hay otros pequeños recorridos con miles de bifurcaciones que convierten a la Isla en un lugar único en el ámbito internacional.

Y precisamente, lo dice un deportista que ha llevado a cabo competiciones en lugares tan dispares como Francia, Italia o China. Clemente subraya la existencia de una señalización casi perfecta con pocos precedentes en otros lugares del planeta. “A la gente que viene de afuera le da mucha seguridad”, indica. Aunque no comenzó a practicar este deporte por la naturaleza, sí reconoce que los paisajes de La Gomera han supuesto un motivo e incentivo para descubrir todos los rincones de la Isla a lo largo de la completa red de senderos. “Lo que sí es cierto es que si no fuera por el medio ambiente me hubiera tomado este deporte de otra manera y quizás me habría limitado a ser un simple aficionado trotón senderista o que tan sólo se mueve sobre el asfalto porque eso era lo que yo conocía antes. Pero contactar con esta naturaleza desbordante ha supuesto un reto. A partir de ahí empecé a indagar, a ver competiciones y a participar en ellas”, dice.  Pero este joven deportista no quiere lanzar las campanas al vuelo. Indica que todavía queda mucho por “remar”, aunque ya existen algunos resultados concretos como la Gomera Paradise, que está empezando a despuntar.

“Pero la verdad es que ahora mismo hace falta un buen empujón porque sino estaremos durante mucho tiempo ante un diamante sin pulir”, indica. José Antonio Rodríguez Herrera es otro joven que ha decidido dedicar su vida a organizar actividades deportivas que se desarrollen en el privilegiado entorno natural de La Gomera. En el lado positivo de la balanza sitúa a la red de senderos de la que dispone la Isla que permite diseñar rutas, actividades o competiciones deportivas en las mejore de las condiciones. En el lado menos favorable apunta que bajo su punto de vista es preciso contar con rutas específicas para bici y motorbike con un rutómetro adecuado, eliminar las zonas erróneas en cuanto a señalización y situar otras donde no las hay. Un paso que bajo su punto de vista no es tan complicado dar; basta con completar la red ya existente y adecuarla a las diferentes modalidades deportivas.

Rodríguez trabaja sobre todo con canarios y peninsulares ya que no disponen del título correspondiente para realizar la actividad turística. De esta manera organiza iniciativas que califica de “muy cañeras” como carreras por montaña, rutas en bici, motorbike, deportes en naturaleza o multiaventuras, senderismo, actividades en mar y de forma muy esporádica rappel o escalada. En este último caso el problema viene dado porque la protección de los ecosistemas limita bastante la práctica de esta modalidad, a lo que hay que sumarle lo difícil que resulta obtener el título de escalador. “Pero hay una o dos tres líneas abiertas que pese a las dificultades se está consiguiendo explotar”.

El joven empresario considera que la situación en estos momentos es la idónea para avanzar en la dirección deseada. Prueba de ello es la existencia de entre quince o veinte empresas que se dedican al sector y que obtienen su correspondiente rentabilidad. En su caso las actividades relacionadas con el mar se desarrollan entre abril a septiembre y luego decaen hasta marzo y también en mayo. En cuanto al senderismo la mejor época es de octubre a abril para no serlo tanto el resto del año.  Rodríguez Herrera tiene claras las prioridades. Bajo su punto de vista es necesario incidir en la formación y que los ciclos tengan en cuenta las potencialidades de La Gomera como lugar donde desarrollar deportes relacionados con la naturaleza.

Considera que no tiene mucho sentido que se forme a los jóvenes en alojamientos turísticos cuando en realidad la oferta de la Isla de forma mayoritaria se centra en apartamentos y casas rurales. Por ello, estima que sería preciso ofrecer las condiciones para contar con técnicos de formación al aire libre o relacionados con el medio ambiente. En estos momentos va a participar en un curso online de guías de rutas teatralizadas, aunque lamenta que al no llevarse a cabo aquí tendrá que realizar las prácticas fuera de La Gomera con el desembolso que implica. Pero el objetivo lo merece. Al igual que se lleva a cabo ya en otros puntos como el norte de Tenerife con excelentes resultados, la idea es realizar rutas a lo largo de las cuales un grupo de actores va explicando, por ejemplo, cómo era la vida en medianías en la Isla hace años.

En definitiva, cree que La Gomera se encuentra en estos momentos en el punto idóneo para posicionarse como destino apropiado para vender naturaleza y relax. En varias ocasiones, ha propuesto que se avance en atraer turistas más jóvenes, pese a admitir que efectivamente son los mayores los que tienen más poder adquisitivo y dejan más dinero en la Isla. “Pero yo creo que si se consigue que lleguen unos 200.000 jóvenes al año podríamos estar en condiciones adecuadas para que La Gomera se consolide como lugar perfecto para acoger actividades relacionadas con la naturaleza”, dice por último.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »