lun. Mar 25th, 2019

La planificación del curso escolar 2016-2017 impulsa los idiomas y la gratuidad de los libros de texto

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha expuesto ante el pleno del Consejo Escolar de Canarias la planificación del curso escolar 2016-2017, en el que se iniciará el Plan de Impulso de Lenguas Extranjeras y se amplia sustancialmente el número de alumnos y alumnas con acceso a libros de texto y material escolar de forma gratuita. Tal y como se comprometió el pasado mes de noviembre, la Consejería ha ampliado a dos jornadas el debate con el órgano consultivo y lo ha adelantado al mes de mayo, con el fin de que las observaciones del Consejo puedan tenerse en cuenta antes del inicio del curso, “y no con las clases ya comenzadas, como venía siendo habitual”, según destacó la consejera autonómica, Soledad Monzón.

A lo largo de dos jornadas de trabajo, el Departamento autonómico desgranó una planificación orientada a la adecuación del sistema educativo a las nuevas circunstancias sociales; la mejora de los resultados del rendimiento escolar y de las tasas de titulación e idoneidad; la reducción del absentismo y el abandono escolar; el refuerzo del uso de las nuevas tecnologías y los espacios virtuales; la adquisición de las competencias por parte del alumnado; la mejora de la competencia lingüística en la lengua castellana y lengua extranjera; una mayor presencia de los contenidos canarios en los currículos; favorecer un clima de convivencia positiva en los centros educativos; implementar un modelo de atención a la diversidad, que incentive y permita la permanencia del alumnado en el sistema educativo; el aumento de la oferta en la Formación Profesional; la implantación progresiva de la Educación Infantil en el 1º ciclo (0-3 años); a afianzar la formación y protección del profesorado y dar más estabilidad a las plantillas; y a potenciar la participación de las familias en el proceso educativo.

Respecto a los idiomas, Monzón explicó que “incrementaremos progresivamente el número de horas y de asignaturas que dedicaremos a las sesiones de clase impartidas en lengua extranjera”, con el objetivo de que al menos el 87 por ciento de los centros de infantil y primaria alcancen niveles adecuados de inmersión lingüística, con un nivel B1

al final de Secundaria y B2 al final de Bachillerato.

Para ello, el Plan prevé para los centros que ya aplican de forma relevante la metodología CLIL (inmersión en lenguas extranjeras), el incremento de una sesión diaria de inglés a partir del primer curso del segundo ciclo de infantil, y, además, la impartición de un área completa en inglés en primero de Primaria, impartida por el mismo docente y con la misma programación didáctica, promoviendo el trabajo a través de proyectos.

En paralelo, se seleccionan el resto de centros CLIL de Educación Infantil y Primaria en todo el Archipiélago, en los que se implantará, a partir de primero de Primaria, la impartición de, al menos, el 30 por ciento del currículo en inglés. Para lograrlo, se ha realizado un estudio de las necesidades horarias y se llevará a cabo un cambio en el catálogo de profesorado, adaptando la plantilla a las especialidades que permitan llevar a cabo esta inmersión.

A su vez, la Dirección General de Personal realiza un estudio de las plantillas del resto de centros para que, en próximos cursos, comiencen a incorporarse con cambio de catálogo e incrementar las sesiones en inglés. Una medida que se completará con la convocatoria de oposiciones de primaria y el impulso del procedimiento para obtener nueva especialidad en lengua extranjera.

Según se desprende de la planificación, la Consejería de Educación y Universidades continuará en su objetivo de avanzar hacia la gratuidad de los libros de texto escolares en todos los niveles de la enseñanza básica para las familias de menores ingresos. Ya ha sido publicada la Resolución de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa por la que se aprueba la instrucción del procedimiento para la adquisición y préstamo de libros y materiales didácticos para el curso escolar 2016-2017, para el alumnado de los niveles 1.º a 6.º de Educación Primaria, y de 1.º a 4.º de Educación Secundaria Obligatoria. De esta manera, se amplía la medida a todas las enseñanzas obligatorias y se prevé extenderla además a Bachillerato y FP.

Para el curso 2016-2017, en la búsqueda de una mejor eficacia y eficiencia de esta acción, se cuenta con un plan coordinado para se ejecución, que en referencia al curso 2015-2016 supuso la atención de más de 18.000 solicitudes para los niveles de 1.º y 2.º de Educación Primaria. En relación a los procedimientos de baremación, se cruzaron datos con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y el Servicio Público de Empleo Estatal, por vez primera en este caso, derivados de las solicitudes presentadas y del cierre de matrícula.

Principales datos de escolarización por etapa educativa

Como previsión inicial para el curso 2016-2017, la Consejería ha registrado 221.236 solicitudes de matrícula en los niveles de infantil, primaria, secundaria y bachillerato, con un total de 9.500 grupos. En este sentido, Monzón recalcó al pleno del CEC que estas cifras “son provisionalísimas” y que pueden sufrir “variaciones sustanciales” cuando comience el nuevo curso.

Aun así, la consejera apuntó “que parece consolidarse la tendencia a la baja en la entrada al sistema educativo”, con una previsión de 2.044 estudiantes menos en el primer curso de Educación Infantil, que corresponde a la edad de tres años.

En la siguiente etapa educativa, también se observa un descenso inicial, después del cierre del proceso de admisión, con 1.267 solicitudes menos que en el curso 2015-2016 para el conjunto de la Educación Primaria.

Con los datos iniciales en las dos primeras etapas de la educación obligatoria, para el próximo curso se prevé un sistema educativo en el que los grupos no se encuentran al máximo de ratio, e incluso descenderá en los grupos mezcla de primer ciclo de Primaria a 22 alumnos y alumnas, además de un proceso de consolidación de las líneas obtenidas por los centros (sistema que relaciona el número de grupos y niveles del centro con la dotación en personal), con todos los beneficios que ello conlleva.

En estas dos etapas, se acometerá la construcción de varios centros, ya anunciados en la presentación de los presupuestos autonómicos para este ejercicio, como son el CEIP La Destila, el CEO Playa Blanca, el CEIP Villaverde, el CEIP Morro Jable y el CEIP El Cardón.

Por otra parte, antes del curso se acometerá la edificación de tres nuevos comedores escolares, en el CEIP Francisca Pérez, en Antigua, Fuerteventura; en el CEIP Nereida Díaz Abreu, en Valle Gran Rey, La Gomera; y en el CEIP La Estrella, en Arona, Tenerife. Además, se continuarán realizando obras de Rehabilitación, Ampliación y Mejora, en base a los criterios acordados con la Federación Canaria de Municipios: mejorar la seguridad y salubridad de los centros educativos; construcción de comedores escolares como acción de mejora de los servicios complementarios; mejora de la accesibilidad; sustitución de estructuras modulares; y creación de zonas de sombra y techado de canchas.

En la siguiente etapa educativa, la Educación Secundaria, el periodo de admisión inicial se cerró con 1.760 solicitudes más y el próximo curso estará marcado por la incorporación de los cursos segundo y cuarto a los currículos de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa y el debate sobre la prueba final al alumnado de cuarto curso, a la que tanto la Consejería, como el Consejo mostraron su oposición. En esta etapa, la obra más destacada es el inicio del futuro IES de Haría, cuyo trámite de contratación ya se ha anunciado en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Para ambas etapas, la Consejería desgranó ante el Consejo las medidas previstas de apoyo a la diversidad. En Infantil y Primaria, con apoyo idiomático, aulas de acogida para alumnado de familias en proceso migratorio, el desarrollo del Programa Infancia y otras medidas de atención a los problemas de aprendizaje del alumnado y proyectos específicos de centro. Además, para estos niveles se desarrolla un proyecto de detección temprana de problemas de aprendizaje en materias instrumentales.

En Secundaria, las medidas para la atención a la diversidad se concretan también en medidas de apoyo idiomático, en el Programa para la mejora de la convivencia (PROMECO), Programas para mejora del aprendizaje y del rendimiento, atención específica en el cuarto curso de ESO, atención a las materias de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas y Primera Lengua Extranjera (Inglés) en primero de ESO, aulas de acogida para alumnado de familias en proceso migratorio y el impulso al Programa Travesía.

En Bachillerato, también se producirán cambios relacionados con la LOMCE, a la que se incorpora el segundo curso y se contará, en base a la estimación inicial, con 935 estudiantes más.

Por otro lado, en Formación Profesional, a pesar de la oferta de ciclos a disposición de la sociedad, las solicitudes registradas presentan datos desiguales. Para el curso 2016-2017 se ofertaron 930 plazas más, se incorpora el Ciclo de Mediación Comunicativa y se aprecia un mayor interés por los ciclos superiores. Así, mientras las primeras peticiones para ciclos de grado medio descienden desde las 14.012 del curso pasado a las 13.026 registradas en éste, en los ciclos superiores se incrementa la demanda: en el curso 15/16 se registraron 13.144 primeras peticiones y 13.411, para el curso 16/17.

En estas enseñanzas, destaca la FP Básica, cuya oferta se ha zonificado y está diseñada para atender a los perfiles profesionales más demandados, que ha registrado un aumento de solicitud de plazas, que ronda el 22 por ciento. En esta área de la Educación, con una importante orientación hacia la empleabilidad del alumnado, se estrechará la colaboración con el Servicio Canario de Empleo, tanto a través del Consejo Canario de Formación Profesional, que se ha reactivado en este curso, como con proyectos de colaboración específicos, Así, la previsión inicial recoge 47 acciones formativas con el SCE, que mejorarán la formación de 940 personas, tanto en situación de desempleo como ocupadas que buscan mejora de empleo.

Por último, la oferta de de las Escuelas Oficiales de Idiomas presenta cambios significativos, con 41.175 plazas, que suponen 2.675 de aumento. Entre las variaciones en la oferta, se consolida y amplía la oferta del nivel C1 en inglés, francés, alemán y español para extranjeros; se extiende la oferta semipresencial, hasta ahora sólo para inglés, al francés y el alemán; también se amplía la modalidad intensiva, que sólo abracaba inglés y español, y a la que se suman francés, alemán e italiano. Dentro de las plazas mencionadas, se incluyen 3.500 plazas en 100 cursos para especialización y actualización en idiomas, de los que 55 son específicos para profesorado.

Programas destacados

En cuanto a las líneas prioritarias de intervención en el sistema educativo, la planificación incide, además de en el mencionado PILE y en la extensión de la gratuidad de los libros de texto, en algunos programas específicos:

-El Programa de Convivencia Escolar, cuyo objetivo es la prevención de los conflictos y la potenciación de un modelo positivo de convivencia, basado en la igualdad, el respeto a la diferencia y la resolución pacífica de los conflictos.

-El Programa de Contenidos Canarios, que favorecerá el desarrollo de un enfoque atento a nuestro patrimonio sociocultural, histórico y ambiental en la educación, impulsará la participación de instituciones y entidades en la educación de nuestro alumnado y en la vida de los centros educativos, y convertirá el patrimonio cultural en un recurso didáctico.

-Los Programas Europeos, a través de Erasmus+, para los que los centros canarios han presentado 34 proyectos que han superado la fase inicial de elegibilidad y que permitirán una mayor movilidad e intercambio de experiencias para el profesorado y el alumnado de la islas.

-Los Programas y proyectos de dotación de nuevas tecnologías, implantación de banda ancha y fomento de la tramitación telemática de solicitudes y expedientes. En este ámbito resalta el pan para llevar la conexión rápida a la red a todos los centros escolares hasta 2018 y que alcanzará a 796 centros de enseñanza obligatoria, 80 centros públicos de enseñanza no obligatoria y 96 servicios educativos.

-La Consejería también incluye en su programación el proyecto de municipios e islas educadoras, liderado por el CEC, que cuenta entre sus objetivos fomentar la participación materializando lo recogido al respecto en el Pacto por la Educación y en la Ley Canaria de Educación no Universitaria; unir esfuerzos y establecer sinergias entre todos los agentes educativos, asentados en el compromiso y en la participación; la puesta en marcha y normalización del funcionamiento de los Consejos Escolares Municipales que no estén aún constituidos; y el impulso de los Consejos Escolares Insulares y Comarcales.

Todos estos programas se complementan además, según detalló Monzón, con el desarrollo progresivo del resto de planes establecidos por la Ley 6/2014, de 25 de julio, de Enseñanzas no Universitarias, que el Departamento autonómico está desarrollando en la actualidad.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »