“¿Sobre la mentira”

¿Tiene consecuencias, en general, la mentira para la persona que la dice, para el que la escucha, para la sociedad, para el Estado, para la humanidad? ¿La mentira es una forma de engaño y en algunos casos de autoengaño…? ¿No se puede montar unas relaciones adecuadas, a nivel social, si la mentira está en medio? ¿Una cosa es caer en el error conceptual, y otra cosa es la mentira? ¿La mentira es un mal muy extendido en multitud de individuos, colectivos, grupos para alcanzar sus fines…? ¿Quizás como diría Kant, no siempre estás obligado a decir la verdad o lo que tú consideras que es la verdad, pero no puedes mentir…? ¿Por multitud de razones, por ejemplo, no hacer daño a otra persona, no puedes decir o expresar la verdad, pero no puedes mentir, tendrás que callar o silenciarte? ¿Mienten solo las personas o también algunas especies de animales?

1. Se dice que mentimos en el veinte por ciento en conversaciones de más de diez minutos.

Se dice que los hombres y las mujeres mienten de forma distinta.

Se indica que una de cada cuatro mentiras es para proteger a otra persona.

Según Robert Trivers, los seres humanos somos unos mentirosos aunque no seamos conscientes de ello.

Se expresa que la mayoría de seres humanos prefieren una mentira o conjunto de mentiras mezcladas con verdades antes que soportar la verdad o las verdades.

Según estudios realizados el cuarenta por ciento de la población dice o intenta decir siempre la verdad aunque tenga por ello un coste económico contrario a sus intereses.

Parece ser que en algunas actividades se miente más que en otras, especialmente en las actividades económicas o que entra el factor económico.

Se indica que los niños empiezan a mentir entre los dos o tres años, unas veces, alentados por los padres, otras veces, para obtener un beneficio de algo, otras para no recibir una reprimenda… Se indica que los niños de cuatro años mienten, al menos una vez cada dos horas.

Engañamos y nos mentimos a nosotros mismos y a los demás para ser más atractivos y ser más queridos y más estimados por los demás, sea la pareja, sea la familia, sea en el orden laboral, etc.

2. ¿Podemos pensar que la mentira es un enorme mal ético y moral que se expresa en multitud de campos, tanto individuos, colectivos-grupales, sociales, de la humanidad y del Estado? ¿La mentira aplicada en los campos de la familia, de la afectividad, de los sentimientos, de la economía, de la política, de la sociedad trae consecuencias perniciosas, más graves aún de lo que pensamos…?

– ¿Si utilizas la mentira, los demás, se darán cuenta o no, en el momento o más tarde, pero posiblemente ya no se fiarán completamente de ti? ¿Porque el que no es fiel en lo poco, no puede ser fiel en lo mucho, no puede ser fiel en lo poco, en este caso en lo poco de la palabra, no podrá ser fiel en lo “mucho” de la palabra o de las palabras…? ¿Aunque no te digan que les has mentido, ya no se fiarán de ti, del que dice o les ha dicho una mentira…?

– ¿Distinguir si el otro te engaña o miente, o simplemente se equivoca eso es una de las cosas difíciles de la existencia…?

– ¿Un mundo social en el que la mayoría de personas mienten o engañan, unos por unos motivos y por unos fines, otros por otros es caer en una espiral en la cual la legislación jurídica y las costumbres sociales no son suficientes para mantener el orden social…?

¿Con el engaño y las mentiras se ralentiza la sociedad, el progreso, la libertad, las riquezas individuales y sociales…?

– ¿Hay personas que están tan acostumbrados a decir mentiras y engaños con palabras, en determinados temas o cuestiones que ya forma parte de su personalidad esa manera de ser y de estar en el mundo, ya ni siquiera son conscientes…? ¿Puede que sea en distintos campos de la actividad de su persona, o puede ser que sean en determinados temas o en cuestiones personales o familiares o profesionales…? ¿Diríamos que cada uno tiene una “determinada personalidad de la mentira y del engaño y del autoengaño”?

– ¿Saber y recordar la mentira, es decir, el error que le has dicho al otro, el engaño que le has dicho al otro, y al otro y al otro es un enorme esfuerzo…? ¿Es más fácil vivir y existir con uno mismo, expresando lo que uno piensa o callarse si no se puede expresar, que teniendo que recordar que mentira o engaño has dicho o has hecho a cada persona de la vida…?

– ¿Tú no puedes evitar totalmente tener actos y acciones e ideas y palabras equivocadas o erróneas, pero debes intentar buscar el mayor grado de verdad o veracidad en las palabras, tú te mereces hacia ti mismo, te debes la verdad o el mayor grado de verdad? ¿El otro se merece de ti lo mismo la verdad o al menos tu pequeña verdad aunque sea un error? ¿Y tú te mereces del otro lo mismo…?

– ¿La mentira dicha sobre otra persona puede tener consecuencias enormemente graves y durante mucho tiempo, se le puede hacer a otra persona un mal enorme…? ¿Incluso puede ser verdad un juicio sobre el otro, un juicio verdadero pero que le puede causar un mal enorme, y se debe uno plantear si se puede o se debe decir, dicha real o supuesta verdad, porque la fama del otro, no hay que tocarla, a no ser que sea por necesidad imperiosa del bien y de la verdad…?

¿También no decir la verdad sobre una persona, si es necesario, es que personas que no conocen las actuaciones de ese ser humano caigan en las redes del mal de ese ser humano…? ¿Por tanto como en todo, y en todo problema moral y ético dónde está el equilibrio y el término medio señor Aristóteles?

– ¿El engaño y la mentira, más los errores no voluntarios que se cometan sobre un individuo o un grupo-colectivos, sociedad puede tener consecuencias negativas enormes a nivel político, social, económico, cultural, religioso, etc.?

– ¿Es bueno defender una mentira o engaño, de palabras y de actos, cuándo defendemos una verdad? ¿El problema es que cada uno dirá las mentiras-engaños que crea conveniente, porque cada uno tendrá una concepción diferente de la verdad? ¿Y caeremos en una espiral-laberinto de la mentira-engaño-falsedad?

¿Cuánto tiempo dedicamos en descifrar si una información es verdadera y cuánto tiempo si el que nos lo ha dicho, persona o medio informativo, es que se ha equivocado o es que conscientemente nos ha engañado…?

¿Y las medias verdades y las media mentiras, siendo conscientes o no…? ¿Y la tergiversación de datos y de hechos y de conceptos para llevar la conversación o a una persona hacia un lado o hacia otro…?

¿Y el inventarse o descubrir o diseñar nuevas palabras, o nuevas frases e ideas o enunciados, tres o cuatro palabras que son en el fondo una mentira-engaño-manipulación…?

– ¿La mentira-engaño total o parcial, es uno de los medios de manipulación que se utilizan contra otros seres humanos, contra uno mismo, sean por fines económicos, sociales, políticos, culturales…?

– ¿Los motivos o causas o razones o fines de la mentira pueden ser ilimitados o casi infinitos, porque cada individuo o colectivo o grupo o sociedad o ideología puede tener los suyos…?

– ¿Podríamos pensar que cualquier organismo sea individual o sea social o sea colectivo o sea laboral la mentira y el engaño a la larga ralentiza y disminuye la verdad y por tanta la eficiencia, la eficacia, el progreso, aunque parezca lo contrario…? ¿Eso no quita que por bondad o por honestidad o por el bien o por no producir daño se tenga que decir toda la verdad y toda verdad en cualquier ocasión y a cualquier persona…, sino que muchas veces, por no hacer daño, o por no causar un daño mayor, hay que callarse, no hay que decir la mentira o el error, pero no hay que decir siempre toda la verdad o toda la verdad…?

3. Podemos concluir que bastante mal o malo es tener que soportar el error, pero es aún peor que tengamos que soportar la mentira y el engaño con palabras y actos, tanto a nivel individual, y aún peor utilizar la mentira y el engaño en cuestiones sociales y políticas, utilizar la mentira-engaño como arma política, como que el fin-meta justifica los medios-instrumentos, en este caso la mentira-engaño… Porque con el error-mentira se tergiversa todo.

 

En una época que tanto se aprecia la estética-belleza, una mancha negra en un vestido amarillo a todo el mundo casi le repugna vehementemente y casi visceralmente, no entendemos que seamos tan permisivos con la mentira-engaño con nosotros mismos o autoengaño o automentira, con los demás, en la sociedad, en las actividades sociopolíticas, que en este caso sería demagogia… Nada bueno se puede montar sobre la mentira, aunque como diría Kant, no siempre se puede decir la verdad, pero en ese caso, al menos, calla y silencia tus palabras para una ocasión mejor. ¿Cuánta verdad está usted depuesto a soportar, nos diría Nietzsche?

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (07-11 abril 2016 cr).

Fin artículo 522º: “¿Sobre la mentira”.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

www.eltambor.es

Revista de informacion y de noticias de la isla de la Gomera. Información plural y progresista.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »