mar. Feb 19th, 2019

María vuelve a La Gomera

Hace unos días, cuando volvía a la isla después de la jornada de trabajo en el Parlamento, coincidí en el barco con María. Hacía mucho tiempo que no la veía, y cuando la saludé pensé que igual ni me reconocería, pero estaba tan contenta que me decía que sí. Su sonrisa revelaba (delataba) la complicidad de la alegría por volver a la isla acompañada por su familia.

María tiene 88 años  y ha pasado los últimos cuatro en una residencia en Tenerife. En La Gomera no hay plazas disponibles.  Ella ha tenido suerte; ya le tocó por su turno en las listas de espera, pero otros siguen aguardando aún en centros de  Tenerife. Ellos y ellas se conforman con las visitas de sus familiares cuando tienen tiempo disponible y cuando se pueden pagar los gastos del viaje, que se suman a los gastos que supone el precio de la residencia. Me vienen a la cabeza unos cuantos nombres, mujeres y hombres mayores que se resignan a vivir allí pero sueñan con volver a La Gomera antes de morir.

Esta es una triste realidad que sufrimos en la isla a la que intentamos dar respuesta. Cuando el Partido Socialista gobernó en el Cabildo pusimos en marcha la residencia de Hermigua, el centro de discapacidad de Vallehermoso y la residencia de mayores de Alajeró. Todas esas plazas quedaron bajo la cobertura de la Ley de Dependencia aprobada por Zapatero, además del centro de día de rehabilitación psicosocial para enfermedad mental y talleres ocupacionales de discapacidad.

Al final de la anterior legislatura, el PSOE  aprobó en el pleno del Cabildo el proyecto de rehabilitación del antiguo hospital insular para su transformación en una residencia de alrededor de cien plazas residenciales y una veintena de plazas de día para dar respuesta a la demanda de la isla y evitar el dolor del desarraigo de su familia y del lugar en el que han vivido los mayores de La Gomera.  Y por otra parte, se puso sobre la mesa la homologación de las plazas que gestionan los ayuntamientos con residencias: San Sebastián, Vallehermoso y Valle Gran Rey. Esta homologación conseguiría que todas las plazas residenciales entraran bajo el mismo paraguas del Servicio de Atención a la Dependencia (SAD) con una mejor financiación y con una lista única en toda la isla para todos los gomeros y gomeras.

Ahora estamos en un momento crucial para dar un fuerte impulso a esta situación y mejorarla considerablemente. Siempre que el PSOE gobierna en cualquier ámbito de la administración en asuntos sociales marca la diferencia.

Patricia Hernández, vicepresidenta del Gobierno, ha sido muy valiente gestionando Política Social en Canarias y ya en unos meses ha conseguido un avance importante. Ha propuesto incorporar al sistema de dependencia las plazas que estaban funcionando en Canarias fuera del sistema.

Desde el PSOE en La Gomera le hemos propuesto al actual Gobierno del Cabildo para que trabaje en la homologación de las plazas de las tres residencias que gestionan los ayuntamientos y agilice todos los trámites necesarios para que la reconversión del antiguo hospital sea lo más rápida posible.

Este es un asunto que no puede esperar. La vicepresidenta ha ofrecido la posibilidad de que los cabildos digan qué necesitan. El Cabildo de La Gomera no puede dormirse ni entretenerse. Los mayores de la isla no quieren irse a morir en Tenerife y los que están allí quieren volver, como volvió María.

 

Ventura del Carmen Rodríguez Herrera

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »