Solitarios: Josep Pla

¿Qué nos enseña una persona de si misma a los demás? ¿Qué sabe uno mismo de sí mismo? ¿Qué nos enseña un escritor de si mi mismo, qué nos enseña de nosotros mismos? ¿La pasión de la escritura es una pasión como otra cualquiera? ¿La literatura-escritura sirve para intentar entender-comprender la realidad, lo real?

1. José Pla i Casedevall, Palafrugell, 1897, Llufriu, 1981.

Cada persona tiene su biografía. Pero la persona y la biografía son distintas. Diríamos que cada persona tiene varias biografías, varias biografías o autobiografías personales que se ha ido haciendo a lo largo del tiempo. Otras biografías externas que los otros le van haciendo a lo largo de las décadas, y cada sujeto exterior tiene una biografía diferente, podríamos denominarlo heterobiografía. Por consecuencia cada ser humano es la interrelación de su persona, de las autobiografías internas, de las heterobiografías externas.

Por otro lado, toda biografía es la conjunción de una multitud de factores, no solo los internos, biológicos-psicológicos, sino los externos, que van desde la geografía a la historia que le toca vivir, sus circunstancias, su educación, etc. Toda esa complejidad conforman una persona, conforman una biografía. Y en nuestro caso, Pla, nos sucede lo mismo, es una interrelación de todos esos vaivenes de su psicología-biología-geografía-historia.

2. Podríamos indicar algunas características esenciales de Pla y de su escritura:

– El ansia de representar la realidad, de recoger-escribir lo real, la realidad. La realidad como con más potencia que la imaginación-fantasía.

– Su pasión enorme por la escritura-literatura, sea en forma de artículos periodísticos, sea en distintas formas de literatura, mitad, podríamos decir, mitad ensayo, mitad diarios…

– Su representación mental literaria en dos idiomas, castellano y catalán, sin rechazar ninguna de las dos. Porque ambas de alguna manera representarían y expresarían al ser humano, de carne y hueso y escritura, en este caso Pla y su ambiente-espacio-geografía-historia-proyecto de realidad de sí y en sí y colectiva.

– Su realismo mental, le lleva a su forma de escritura, pero también a su idea de su región, del país, de Europa, de su sociedad, diríamos de la finalidad de la cultura, podríamos indicar hoy…

– Su enorme producción, alrededor de unos ciento veinte libros o títulos distintos, publicados en cuarenta tomos de las obras completas, alrededor de treinta mil páginas. Lo que le hace uno de los escritores más extensos de la Piel de Toro, junto con Cela, Umbral, etc.

– Hay que destacar la libertad del individuo sobre la que debe descansar la sociedad y las organizaciones sociales. Y de ahí se le ha tildado de conservador…

– Nos diría Pla que lo importante y esencial es “encontrar el adjetivo, y si se encuentra uno se puede ir a comer a casa”. Umbral estaría también de acuerdo con ello.

¿Diríamos que hay diferentes tipos de escritores los que predominan en ellos el sustantivo, los que predominan el adjetivo, los que predominan el verbo…?

– “No envidiar nunca a nadie”. Este es uno de los grandes enunciados morales y literarios de Pla. No olvidemos que Hispania se ha tildado por todos los escritores y todas las personas como la tierra de la envidia. Quizás la envidia sea una de las pasiones-desvirtudes que nos producen más daño a nosotros mismos, a la colectividad, a la sociedad, al Estado.

– Toda biografía tiene muchas aristas y muchas vertientes y muchas perspectivas, se recuerda a Pla en su situación biográfica en Francia en la guerra, no se recuerda que ayudó con otros amigos de su comarca a pasar judíos por España y pasasen a otros lugares del mundo.

Hoy en la cultura hay dos tablas de medir, el escritor cuya ideología sea conservadora, sea del tipo o variedad que sea, tiene que construir una obra mucho más exigente y perfecta, que el escritor diríamos progresista, sea en la modalidad o variedad que sea. La ley del embudo. Quizás este sea un error y un error grave, porque negamos que podamos aprender y aprehender algo de toda persona, y si es escritor también. Quizás abría que abrir más la mente, los conceptos, las ideas, las observaciones, los datos…

– La realidad es un misterio y un enigma, toda persona y todo artista, todo escritor solo capta algún trozo de la realidad, diríamos como un trozo de la patina de los objetos, de las personas, de las ideas-conceptos, de las miradas… este es el misterio del saber, de todo saber, sea científico o sea de las artes. Diríamos el ensimismamiento ante la realidad… la realidad nos desborda, aunque algunos aparenten que la conocen toda. Pla fue consciente de esto, la realidad es más rica y más fantástica que la imaginación humana. Ahora hablan los físicos de multiverso, alguien podría haber soñado e imaginado con ello.

– Cómo describir o esencializar el mar, un árbol, una flor, una silla. Aún más difícil un animal, en general o en abstracto o en concreto, y qué decir ya de un ser humano o de la humanidad o de la cultura o de la sociedad o del país o del Estado… somos muy pequeños aunque nos creemos muy grandes, posiblemente… O somos más grandes de lo que nos creemos tantas veces, nos creemos demasiado pequeños…

– Pla diríamos combina el interés por la literatura, el interés por el periodismo, el interés por el público, el interés por el viaje. Y en esa conexión se producen dos tipos de texto, diríamos el periodístico en sus variedades (artículos de opinión, artículos de viaje) y libros (algunas novelas, ensayos, dietarios…).

Nunca sabemos si un escritor escoge un género o varios géneros de las varias docenas que la literatura dispone, entre géneros y subgéneros, o un escritor con las circunstancias y sus esencias es escogido por algunos géneros y subgéneros… Quizás lo más difícil para un escritor es escoger el género y subgéneros en los que puede expresarse, independientemente de que el público lo acepte. Si se combinan ambas cosas encuentra la felicidad, encuentra su expresión en su género, y al mismo tiempo, el público lo admite, y puede vivir de esa forma de arte o de expresión. Pero raramente se produce esa combinación. La inmensa mayoría de escritores no encuentran su género o subgéneros, no encuentran su público, ni tampoco el intermediario cultural o gestores culturales que quieran producirle su obra… Y de eso algunos sabemos mucho, ya con muchas décadas con esta carga, ya con mucho desaliento, sabiendo que posiblemente que nuestras producciones quedarán olvidadas, relegadas y al final, destruidas. No existentes en el tiempo de la memoria humana…

– La gran pregunta de Pla o una de ellas, ¿es qué hacen los libros? Que debería ser la pregunta que todos nos hiciésemos, según Google, independientemente de los libros que se han perdido o destruido y no han llegado a nosotros existen ciento treinta millones de libros-títulos distintos de todas las culturas y tiempos… Por consecuencia esta es la pregunta esencial o una de ellas, ¿Qué hace un libro? ¿Un libro escrito por Pla o por usted qué aporta a la sociedad, a la humanidad, a usted mismo, a los demás libros…?

– El mayor problema de un escritor es la intimidad, parece ser que decía Pla, y este quizás sea el problema de todo ser humano, sea artista o no lo sea, sea escritor o no lo sea, ¿qué dice a los demás de sí mismo, y cómo lo dice, y cuánto lo camufla…?

– Al final Pla es casi todo, escritura, es casi todo literatura. Esa es su gran pasión, esa es su forma de inserción en el mundo…

3. A mi entender Pla nos enseña una gran lección, entre otras muchas, que una persona, encerrada en una comarca, en su tiempo, fuera de los circuitos culturales de su propia sociedad, desde luego de Europa, si intenta hacer una obra profunda y esencial, si es fiel de alguna manera a si mismo, al final, puede llegar al mundo dicha interpretación humana. No sé, si el lema que el que aguanta, gana, lema de la antigua Roma, después repetida hasta la saciedad por un Nóbel Literario español, es totalmente cierta. Me temo que no. Pero desde luego cada escritor o cada persona solo puede ser fiel a si mismo, dentro de sus circunstancias, dentro de buscar la moralidad correcta. Mi homenaje a Pla con estos cientos de palabras, mi homenaje a los catalanes, porque si quieren todos podemos vivir juntos, y las pequeñas diferencias, éstas son las que nos engrandecen, al final, el hígado no es igual al riñón, ni a los ojos, ni al cerebro, pero todos forman una unidad de función, es decir un individuo, usted o Pla o usted o yo…

© jmm caminero (06-14 febrero 2016 cr).

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

www.eltambor.es

Revista de informacion y de noticias de la isla de la Gomera. Información plural y progresista.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »