jue. Abr 25th, 2019

Sí se puede en Valle Gran Rey promueve la retirada de carteles de obras y trabajos públicos a través de una moción

La propuesta fomenta también la reglamentación para la instalación de carteles de las obras municipales y de carácter privado.

Los representantes de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey han presentado una moción para la regulación en el municipio de la colocación y retirada de carteles de obras públicas y para la reglamentación de la instalación de carteles en obras municipales y de carácter privado.

En palabras del portavoz y concejal en la corporación, Carlos Hernández Chinea, «la propuesta que presentamos da respuesta a una problemática observada por muchos vecinos que ven cómo los carteles de las obras públicas se colocan al comienzo de las obras, pero al acabar los trabajos se dejan ahí sin que haya una regulación al respecto».

Para Sí se puede, este comportamiento que muestran las Administraciones Públicas y las empresas adjudicatarias no es responsable con el paisaje insular ni con la seguridad «ya que estos dispositivos pueden convertirse en elementos peligrosos para los viandantes y conductores y pasajeros de vehículos en caso de fuertes temporales de viento como el que hemos sufrido en esta última semana».

«La presencia de estos carteles meses y años después de la finalización de las obras anunciadas demuestra una preocupante dejadez de los promotores, por lo que entendemos que el Ayuntamiento debe ordenar su retirada» expone Hernández, quien añade «aunque el tiempo que deben permanecer los carteles de obras públicas no esté regulado, lo normal sería que fueran retirados al acabar los trabajos, bien sea por parte de la empresa que hace las obras o de la Administración que las promueve».

En la misma propuesta, Sí se puede en Valle Gran Rey propone que se redacte una ordenanza que promueva una señalización homogénea de las construcciones impulsadas por las instituciones públicas, sobre todo de las realizadas o impulsadas por la propia Corporación, así como el diseño y aprobación de un modelo de cartel indicativo para todas las iniciativas privadas.

«Ahora mismo el Ayuntamiento realiza obras que la ciudadanía no sabe quién es el adjudicatario ni cuánto cuesta ni qué fecha hay prevista para la finalización, y eso no es transparencia», apunta el portavoz.

Para Sí se puede, si se trabaja en una ordenanza a este respecto, la señalización aportaría a la ciudadanía detalles sobre el tipo de obra que se lleva a cabo, el número de expediente, la fecha de concesión de la licencia, el promotor, el proyectista, el constructor y el director de obra, «todo ello en aras de aumentar el nivel de información pública sobre las obras que se ejecutan en este municipio», explica Hernández.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »