MADRID.- Al filo del tiempo marcado, unos pocos minutos antes de las ocho de la tarde de este martes, el portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, acompañado de Xavier Domènech, de En Comú Podem, y Alexandra Fernández, de En Marea, han presentado en el registro del Congreso de los Diputados la formación de un grupo parlamentario único que se constituye con los diputados de la formación morada y los de esas dos candidaturas territoriales en Catalunya y Galicia. El grupo se denominará Podemos-En Comú-En Marea.

Del acuerdo se han descolgado inicialmente los cuatro diputados de Compromís, la coalición valenciana que concurrió junto a Podemos en la Comunitat Valenciana. Otros cinco diputados de esta alianza, pertenecientes a Podemos, se han integrado directamente en el grupo que liderará Pablo Iglesias. Los diputados “disidentes” son Joan Baldoví, Marta Sorlí, Enric Bataller e Ignasi Candela.

Según Errejón, “el grupo multinacional de configuración federal” que han registrado in extremis “tendrá portavoces y agenda propios”, pero también “manejo propio de recursos, autonomía política y capacidad política en clave de igualdad”. El presidente será Pablo Iglesias, mientras que su jefa de gabinete, Irene Montero, ostentará la tercera portavocía adjunta.

Los diputados valencianos de Podemos formarán una agrupación parlamentaria propia abierta a la que se podrán incorporar “los compañeros de Compromís”

Errejón ha justificado la larga espera hasta registrar este grupo asegurando que han explorado todas las vías para intentar llegar a un acuerdo, y ha culpado a PSOE, PP y Ciudadanos de impedirlo, de “bunkerizarse” y de perder “una oportunidad de oro” para avanzar en el reconocimiento de la plurinacionalidad española.