mar. Feb 19th, 2019

¿Por qué las frutas son tan saludables?

Siempre hemos escuchado que comer frutas es bueno para la salud y muy sano, pero ¿realmente sabes por qué?

Las frutas con un alimento natural y delicioso, con beneficios comprobados y estudiados por una gran cantidad de investigaciones científicas.

Colaboran con la prevención de muchas enfermedades y aportan una gran cantidad de vitaminas y nutrientes esenciales para el cuerpo.

Pero esto no es todo, sigue leyendo.

Las frutas tienen un importante aporte nutricional. Tienen grandes cantidades de fitonutrientes, antioxidantes, minerales, vitaminas y fibra.

Hay una gran variedad de frutas y muchas de ellas te dan grandes beneficios en función de su composición.

Frecuentemente, las frutas han sido cuestionadas por su alto contenido de azúcar, hasta el punto que algunas personas lo han considerado un alimento no saludable.

La verdad es que las frutas contienen fructosa, pero en muy pequeñas cantidades. También, los efectos indeseados de la fructosa son reducidos por la combinación de fibra y agua que contienen la mayoría de las frutas.

La fibra ralentiza el proceso de digestión y masticación de las frutas, de forma que el hígado tiene más tiempo para el procesamiento de la fructosa. Del mismo modo, la fibra es una sustancia muy saciante, motivo por el que consumir fruta sacia tu apetito, y de esta manera consumirás menos calorías provenientes de otro tipo de alimentos.

Beneficios de las frutas

Los beneficios descritos a continuación se encuentran basados en investigaciones y estudios científicos que comprueban que las frutas son un alimento saludable que no debe faltar en nuestra alimentación diaria:

  • Ralentizan la absorción de carbohidratos.
  • Aumentan la sensación de saciedad.
  • Reducen el colesterol.
  • Reducen la tensión arterial y mejoran el control glucémico en personas que padecen diabetes.
  • Disminuyen el riesgo de derrames cerebrales e infartos.
  • Disminuyen un 46% el riesgo de sufrir diabetes en mujeres.
  • Disminuyen un 7% el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Comer fruta para perder peso

Generalmente, las frutas tienen grandes cantidades de agua y fibra, y tienen una resistencia a la masticación elevada.

Por ejemplo, las naranjas y las manzanas se encuentran clasificadas como los alimentos más saciantes que existen, según el índice de saciedad.

Esto significa que consumirá naranjas o manzanas sacia tu apetito de una forma que tu estómago se sentirá lleno durante un período de tiempo más largo, y no tienes necesidad de consumir otros alimentos porque no tienes hambre.

Para poder corroborar esta información, se debe señalar un estudio en el cual fue suministrado una dieta compuesta por frutas únicamente, y frutos secos a varios individuos. Luego de 6 meses, fue observado que los sujetos en cuestión perdieron importantes cantidades de peso, especialmente las personas que sufrían sobrepeso.

¿Los zumos y las frutas secas también son saludables?

Respuesta corta= No.

Por una parte, los zumos de fruta que conseguimos en el supermercado (los envasados) no son sanos obviamente, ya que estos tienen grandes cantidades de azúcar, y otro tipo de sustancias químicas para realzar el sabor.

Sin embargo, los zumos 100% naturales tampoco son saludables: estos ya no tienen la fibra que contiene la fruta sólida, y por este motivo no hay resistencia a la masticación, además el azúcar se encuentra completamente en forma líquida, estos factores indudablemente influyen de forma negativa en la salud y son un factor contribuyente para la obesidad.

Por otra parte, las frutas deshidratadas o secas también tienen un elevado contenido de azúcar y su resultan muy fáciles de digerir y consumir, lo que provoca consumirlas en mayor cantidad.

Con respecto a los smoothies o batidos de frutas, no son tan nocivos como los zumos de fruta, pero tampoco son aconsejables, ni mejores para consumir en comparación con una pieza de fruta entera.

¿Existe algún caso en el que no sea recomendable comer fruta?

Si eres tolerante a la fructosa o sigues una dieta baja en hidratos de carbono o cetogénica, evita el consumo de fruta.

La intolerancia a la fructosa podría provocar distensión abdominal, diarrea o dolor de estómago.

En el caso específico de las dietas bajas en hidratos de carbono, no es recomendable el consumo de frutas (depende de los objetivos y de cada persona), ya que tiene muchos hidratos de carbono que podrían dificultar la cetosis, proceso responsable en la pérdida de peso causada por este tipo de dietas.

Si tu situación no se parece a ninguna de las anteriores, consume fruta de forma regular y en abundancia. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán ¡No esperes más!

Fuente: http://nutricionsinmas.com/las-mejores-propiedades-de-las-frutas-para-una-salud-de-hierro/

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »