lun. Mar 25th, 2019

Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda que en esta época se deben reforzar las acciones para la conservación de la pardela

Entre finales de octubre y principios de noviembre, debido a la gran contaminación lumínica que hay en nuestras costas, un alto número de pollos de pardelas pierden el rumbo hacia el mar y caen a tierra siendo incapaces de remontar el vuelo.

Por parte del comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey se ha entregado una solicitud al Ayuntamiento para que extreme las medidas y se trabaje para aminorar los accidentes de pollos de pardela cenicienta (Calonectris diomedea) en el municipio.

Sandra Ramos, portavoz del comité local, señala «queremos recordarle a los actuales gobernantes que es en esta época del año en la que tienen lugar la mayor parte de accidentes de pollos de pardela, y por lo tanto es cuando se necesita una mayor implicación de la ciudadanía y de las Administraciones Públicas para evitar la muerte de ejemplares accidentados».

Según Ramos, «con la puesta en funcionamiento de las luces asociadas al proyecto del encauzamiento del barranco, la carga lumínica del cielo de Valle Gran Rey ha aumentado y ya ha habido varias caídas de pollos de pardela en la zona».

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se ha solicitado al Ayuntamiento que se disminuya la intensidad de los alumbrados públicos, sobre todo en la zona del barranco, para ayudar a reducir el número de accidentes.

«Si queremos presumir en ferias y notas de prensa de ser sostenibles y pertenecer a una Reserva de la Biosfera, realizar este tipo de acciones no cuesta nada: apenas son tres semanas en las que tenemos la oportunidad de demostrar y demostrarnos que somos coherentes con lo que presumimos y consiste en aminorar el alumbrado público», insiste la portavoz de la formación ecosocialista.

«Las ciudadanas y ciudadanos tenemos también nuestra oportunidad de demostrar que actuamos con coherencia. Si encontrásemos un pollo accidentado debemos llamar al 112, o al teléfono del Cabildo Insular de La Gomera (922 870 552), administración competente en la atención a la fauna accidentada», termina su intervención Sandra Ramos.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »