dom. Mar 24th, 2019

El hombre de confianza de Francisco González tramitó personalmente los créditos black a Rato

Los créditos black a Rato fueron tramitados por el hombre de confianza de Francisco González tanto en Argentaria como luego en BBVA. Pedro Luis Saiz Ruiz dio personalmente las órdenes para que se anulara la deuda de 312.000 euros, permitió créditos de seis millones y le prestó 1,4 millones para cancelar un impago de 965.000 euros al propio banco.

Pedro Luis Saiz Ruiz, hombre de confianza de Francisco González en Argentaria y luego en BBVA, ordenó personalmente la concesión de los créditos black al vicepresidente y ministro de Economía Rodrigo Rato en 2000. El entonces director general de Riesgos anuló personalmente la deuda de 312.000 euros que Rato tenía con el banco, permitió créditos de seis millones de euros con una sola garantía, “Don Rodrigo”, y le prestó 1,4 millones para cancelar un impago de 965.000 euros al propio BBVA. Documentos en poder de Okdiario prueban que este altísimo directivo dio las instrucciones, en varias ocasiones telefónicamente, para que estas operaciones salieran adelante.

El currículo de Saiz muestra su peso en ambos bancos. Fue director general de riesgos de crédito en Argentaria, número 1 del área de riesgo mundial de BBVA y apoderado en ambos bancos. González llegó a la presidencia de Argentaria por expreso deseo de Rato, que lo nombró en 1996 a los once días de asumir la cartera de Economía. Después, tras la fusión, se convirtió primero en copresidente de BBVA y luego, en 2002, ocupó la Presidencia única.

En suma, quien diseñó y ordenó las ayudas a los hermanos Rato no fue un empleado ni el director de una sucursal cualquiera. Fue el máximo responsable de controlar los riesgos de Argentaria y luego de BBVA. Paradójicamente, desde ese puesto directivo se empeñó en una labor contraria: refinanciar a un grupo moroso con alto riesgo de impago.

Este alto ejecutivo, sin embargo, no dudó en descender a la arena para tratar personalmente los favores a los Rato. Por ejemplo, intervino decisivamente en la condonación de los 312.000 euros impagados por la empresa Construcciones Riesgo, propiedad de la familia.

La propia Intervención General de Argentaria ordenó en 1999 a un director territorial madrileño de la entidad que perdonase la deuda a la empresa del ministro de Economía y recalcó que la operación contaba con el beneplácito de Saiz. “Obra en nuestro poder autorización por parte de Don Pedro Luis Saiz Ruiz para llevar a efecto la solicitud de retrocesión que, en concepto de intereses de demora y comisiones de diversas liquidaciones producidas entre los años 1995/1998 y por un importe de 51.908.779 pesetas nos tiene solicitado nuestro cliente Construcciones Riesgo”.

Saiz se implicó también en el crédito de 1,4 millones con el que el BBVA premió un impago del Grupo Rato de 965.000 euros, con una propina añadida de 435.000 euros. Este crédito se tramitó en 2000 cuando Saiz ya era director general de Riesgos en BBVA.

Las instrucciones fueron inequívocas, según la comunicación interna en poder de este diario: “El pasado 30 de noviembre de 1999 venció un préstamo a nombre de la firma de referencia [Edificaciones Padilla] de 150 millones de pesetas [901.605 euros]. El saldo que arroja hoy, incluidos los intereses de demora asciende a 160,6 millones pesetas [965.225 euros]”.

Este era el problema que tenía la empresa familiar de Rato con BBVA. La solución se la dio el propio banco que ya copresidía su amigo González.

La comunicación interna de 29 de febrero de 2000 detallaba que Argentaria no veía escandaloso dar a la empresa del vicepresidente Rato una cantidad igual a la impagada y, de paso, 435.000 euros más para comprar unas viviendas. “De la UCR (Unidad de Control de Riesgos) recibí instrucciones telefónicas de formalizar un nuevo crédito de 235 millones de pesetas [1,4 millones de euros] que serviría para la cancelación del actual y para la compra de unas viviendas en la calle Santa Engracia”, comenta el destinatario de las misivas de Saiz.

Siguiendo órdenes telefónicas de Saiz”

Pero la UCR que dio tan extraña orden, un crédito mayor que el impagado, tenía rostro y apellidos. “Por tal motivo les informo que siguiendo instrucciones telefónicas de Don Pedro Luis Saiz procedemos hoy a dar de alta una cuenta  de crédito de 160,6 millones [965.225 euros]”.

Unas operaciones de tan alto monto y riesgo se ventilaron por teléfono dada la urgencia de socorrer al moroso vicepresidente económico de Aznar.

Ese mismo día, el director general de Riesgos, Pedro Luis Saiz, recibió nota del cumplimiento de sus órdenes: “De acuerdo con sus instrucciones le informamos que con esta misma fecha estamos abriendo una póliza de crédito de 161 millones de pesetas [991.669 euros] a nombre de la firma de referencia con vencimiento 1 de marzo de 2000. Asimismo, mañana, 1 de marzo de 2000, formalizaremos un préstamo de 235 millones de pesetas [1,4 millones de euros] y  vencimiento un año con destino a la cancelación de la anterior póliza y a la compra de parte de la finca situada en Santa Engracia donde iniciaran una promoción inmobiliaria. Rogamos su ratificación”. Y, por supuesto, Saiz firmó el conforme al cumplimiento de su plan de socorro al Grupo Rato.

Fuente: okdiario.com

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »