sáb. Mar 23rd, 2019

Rajoy inicia una ofensiva contra el líder del PSOE por no aceptar una ‘gran coalición’

Mariano Rajoy con Cospedal y Javier ArenaS

El presidente del Gobierno arremete contra Pedro Sánchez por su “frivolidad”, “sectarismo” y “extremismo” al negarse a pactar con el PP. El jefe del Ejecutivo descarta reunirse con Pablo Iglesias y advierte contra los pactos municipales que se están haciendo.

El Gobierno ha hecho este viernes una demostración de fuerza al copar los dos actos públicos previstos en la agenda del presidente y su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, con sendas declaraciones durísimas contra el secretario general del PSOE.

El jefe del Ejcutivo, Mariano Rajoy, en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Marruecos, Abdelilah Benkirán, tras celebrarse la XI Cumbre Hispano-Marroquí, ha asegurado estar “muy preocupado” porque durante la campaña, Pedro Sánchez ha descartado pactar “con el PP y con Bildu”. “Preocupados” es el término que había empleado apenas tres horas antes la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la misma sala y preguntada por idéntica cuestión: el encuentro Rajoy-Sánchez del miércoles.

“No me gustan nada los pactos municipales que estoy viendo”, ha señalado el presidente del Gobierno insistiendo en las respuestas que ha dado a los periodistas en desprestigiar y censurar los pactos y/o alianzas que los socialistas están cerrando o negociando en ciudades como Madrid, Valencia o Zaragoza y que permitirán a las candidaturas de unidad popular -integradas, entre otras formaciones, por Podemos- gobernar sus ayuntamientos.

La “exclusión” del PP es “muy mala para España” y ha recordado a Sánchez que el PSOE está dando “poder” a partidos de “extrema izquierda” que “no han tenido el apoyo de los ciudadanos”. A Podemos se ha referido explícitamente Rajoy, aunque sin citarlo, cuando ha descartado reunirse con su líder, Pablo Iglesias: “No lo tengo previsto”, ha dicho escuetamente.

El jefe del Ejecutivo no ha apelado en esta ocasión a la “cortesía” de una cumbre internacional para no responder sobre su encuentro con Sánchez, un almuerzo celebrado esta misma semana en La Moncloa. Rajoy no ha dado detalles de la comida -que Sánchez calificó de “cordial”-, aunque por el tono empleado por sus portavoces (la vicepresidenta y su número dos, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en declaraciones a La Razón) y por él mismo, hay un antes y un después en las relaciones con el líder socialista al término del almuerzo y, sobre todo, tras conocerse que Sánchez cenó con Iglesias el mismo día.

En esta línea, por ejemplo, el líder conservador tachó de “error descomunal” y “disparate” que se dé “marcha atrás” a sus políticas cuando se le preguntó también si estaba dispuesto a dar un giro a su política económica, tal y como le reclamó Sánchez en el almuerzo que mantuvieron esta semana.

La ‘gran coalición’ alemana

El presidente del Gobierno y del PP no ahorró en dramatismo sobre los males que acechan a España -sobre todo, a su economía- si no gobierna el Partido Popular y se cambian las políticas que han traído, según Rajoy, “crecimiento, estabilidad y empleo”. “Los pactos deben buscar la estabilidad y han de ser transparentes”, advirtió, además de que “los tretapartitos o pentapartitos no funcionan” y así se acaba demostrando siempre.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el primer ministro de Marruecos, Abdelilah Benkirane, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Palacio de la Moncloa. REUTERS/Susana Vera
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el primer ministro de Marruecos, Abdelilah Benkirane, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Palacio de la Moncloa. REUTERS/Susana Vera

Rajoy ha recordado hasta en dos ocasiones al PSOE su decisión de votar en contra del nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea, indicación a sus eurodiputados con la que Sánchez inauguró su etapa al frente de la Secretaría General del PSOE en julio de 2014 y le ha pedido que, en lugar de optar por estas decisiones, “se vaya adaptando a las decisiones que corren por Europa”.

Aunque no lo citó expresamente, el presidente del Gobierno se refería al Partido Socialdemócrata (PSD) alemán, que apoya a la canciller Angela Merkel en una “gran coalición”. “Sectarismo y exclusión deberían ser cosas de las que se olvidaran los dirigentes políticos responsables en pleno siglo 21”, razonó.

El presidente asegura que no va cambiar política económica y no comenta cambios Ejecutivo

Con todo, el presidente del Gobierno ha señalado que mientras en Andalucía, la presidenta en funciones, Susana Díaz, está “intentando llegar a acuerdos” con el PP, Sánchez pide “no pactar” con los conservadores. “¿Qué quiere decir el señor Sánchez? ¿Que la señora Díez [sic] no vaya a hablar con el PP?”.

Sobre los pactos con Ciudadanos y los cambios en su Gobierno y en la cúpula del PP, Rajoy sí ha evitado pronunciarse, aunque se ha mostrado tajante al señalar que, durante su comida con Albert Rivera, líder de la formación naranja, no se ha hablado de pactos “de ningún sitio de España, tampoco de Madrid”, donde a la investidura de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad podría no serle suficiente con la dimisión de los dos consejeros imputadois en la trama Púnica, Lucía Figar y Salvador Victoria, para tener el “sí” de C’s. Al respecto, además, Rajoy ha asegurado que él no ha dado indicaciones de nada sobre nada.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »