dom. Abr 21st, 2019

Sí se puede lamenta que las obras electoralistas en la zona alta de la isla perjudiquen a la ciudadanía

Los cortes totales de tráfico durante todo el día, han ocasionado un perjuicio para los vecinos, que han contemplado impotentes como los servicios más necesarios de trasporte y abastecimiento se han visto afectados.

Los vecinos de la zona alta de la isla, llevan sufriendo desde el mes de diciembre numerosos inconvenientes por causa de las obras de remodelación que se están llevando a cabo en los caminos vecinales CV-17 y CV-18.

El trasporte escolar es el ejemplo más sensible: el alumnado del CEIP Temocodá de Chipude ha sufrido especialmente al tener que madrugar para “que los dejaran pasar” en su camino matutino hacia el Centro. Pero aún es más grave el caso de los alumnos y alumnas de Primaria y Secundaria de toda la zona alta (Chipude, El Cercado y Las Hayas) que cursan sus estudios en centros educativos de Valle Gran Rey, quienes en el regreso a sus hogares tras la jornada escolar, han sufrido retrasos indecentes a causa de la negativa del personal de obra a dejarlos pasar, escudándose en el procedimiento que se estaba empleando para el asfaltado de la citada vía.

En estos días de Semana Santa se ha multiplicado el número de usuarios de nuestras carreteras por las vacaciones y, por ende, aumentan los afectados por las inclemencias derivadas de las obras: los desvíos por el monte debido al corte de la carretera de Arure, los badenes provocados por las zonas aun pendientes de asfaltar, la desinformación, etc.

«Como parece que no era suficiente que los vecinos circulásemos por carreteras abandonadas durante más de 15 años, con un lamentable mantenimiento (por no decir inexistente) y tragar con ver cómo intentan cubrir gastos públicos 5 meses antes de las elecciones, ahora, son nuestros visitantes, de los que depende en muchos casos nuestros sustento, quienes tienen esquivar hormigoneras, conos y vallas de obra para poder disfrutar de nuestro paisaje» comenta Guacimara Navarro, portavoz de Sí se puede en la zona.

A todo esto se une el uso electoralista de las obras: «nos tememos que queden muchos tramos inacabados, porque hay zonas en las que las cunetas y los muros de contención están sin terminar y donde todavía no se ha finalizado el empichado, dejándolo “pendiente”. Sin embargo, los responsables públicos han hecho declaraciones ante los medios dando las obras por finalizada», declara Navarro.

Desde Sí se puede La Gomera se quiere denunciar «la nefasta gestión de las obras de remodelación de esta vía, la desinformación y el ninguneo al que se está sometiendo a los vecinos, por no hablar del abominable uso electoralista que se hace con la información que se trasmite a la prensa sobre dichas obras», finaliza la portavoz.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »