vie. Abr 26th, 2019

Sí se puede propone alternativas a la “Zona Recreativa de Cañada Hurona”, promovida por el Cabildo de La Gomera

El pasado 20 de febrero, el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, anunció en rueda de prensa su intención de promover de inmediato el proyecto denominado “Zona Recreativa de Cañada Hurona”. Se trata de restaurar un paraje de 8.000 metros cuadrados, que desde hace muchos año ha sido utilizado por una empresa privada para almacenar maquinaria y materiales de construcción, causando la degradación de la zona y un impacto paisajístico negativo. El proyecto está presupuestado en casi 900.000 euros.

Para Rubén Martínez Carmona, portavoz de Sí se puede La Gomera, «si bien la zona donde se pretende llevar a cabo este proyecto demanda claramente una actuación de regeneración ambiental, creemos que la forma no es a través de un área recreativa de tal envergadura y tan costosa. Además, a pesar de que San Sebastián tiene la necesidad de una zona recreativa cercana, el lugar elegido no es apropiado ni atractivo debido a muchas razones. Primero, está situado en una especie de hoya, sin vistas y sin “lugares de escape”, pues está flanqueado por montañas, cañadas y la carretera general GM1; segundo, el lugar es conocido por su exposición continuada al viento; tercero, la proximidad a la GM1 puede ser un problema de seguridad, sobre todo para los menores; cuarto, no está en la red de senderos y no serviría como punto de encuentro y descanso para senderistas. Por todo ello dudamos mucho de que la zona vaya a tener un gran uso, porque no es nada atractiva para lo que se plantea, a pesar de la cercanía a la capital.»

Por otro lado, respecto al coste del proyecto, el portavoz ha manifestado que “nos parece una barbaridad la inversión planteada para una zona recreativa, en un momento en que hay muchas necesidades básicas que cubrir. Además, nos preguntamos por qué tenemos que costear con dinero público la reposición de un terreno que ha sido objeto de uso privado para el almacenamiento de maquinaria y materiales de construcción, que es lo que principalmente ha provocado su degradación. Pensamos que, al menos parte de los costes, deberían ser asumidos por el privado que se ha aprovechado de ese espacio público, y no por el conjunto de los contribuyentes”.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, desde Sí se Puede se plantea que, con el dinero que se pretende invertir, y con la aportación del privado que ha hecho uso del espacio, se podría llevar a cabo la siguiente alternativa:

  • Regenerar la zona mediante una actuación de adecuación ambiental blanda, reforestando y creando en todo caso un merendero sencillo o zona de descanso, y no un área recreativa.
  • Crear un área recreativa en una zona más apropiada. En este sentido sugerimos lugares como La Punta, la playa de Avalo, el Cristo o el barranco de La Villa.

Por último, Sí se Puede defiende que este tipo de proyectos, de interés general, deben ser sometidos a procesos de consulta y proposición abiertos a la ciudadanía, y no solo al procedimiento de información pública que exige la Ley, que realmente sirve de poco.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »