mar. Abr 23rd, 2019

Los Alaya construyeron un chalé con permiso legal para un tejado y una piscina con licencia de alberca

En un paraje natural especialmente protegido, utilizaron licencias de uso agrícola y reparación de tejados para construir un lujoso chalet, piscina y nave

Eduardo Inda continua sacando a la luz informaciones sobre la lujosa y millonaria finca de la juez Alaya y su marido muy poco edificantes para quien imparte justicia. En su blog, “Inda blog“, informó del coste de la finca de 40.000 metros cuadrados que la pareja adquirió en el paraje natural del entorno de la Sierra de Aroche, en concreto en la exclusiva zona reservada a la “jet society” sevillana, del municipio de Castillo de los Guardas. Una compra, que como informó ELPLURAL.COM, dará que hablar por la diferencia entre el precio en que se adquirió por los Alaya y los que rigen el mercado. También sorprende que la cantidad abonada por Alaya y su marido fuera infinitamente inferior al que su anterior propietario, pagó en 2011, seis años antes.

Materiales de lujos y piscina en vez de alberca para riego
Veinte y cuatro horas después Inda vuelve a la carga con unos datos que empañan aun mas toda la operación de compra de la finca y su rehabilitación posterior. Dice el ex de “El Mundo” que la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla junto a su marido, auditor y administrador concursal, se ha construido en dicha finca un chalet, que además de utilizar los materiales más caros del mercado, acoge una piscina en un entorno medioambientalmente muy protegido. Esto que en sí mismo no sería censurable, si lo es si se tiene en cuenta el tipo de licencias urbanísticas solicitados para dichas obras. También conviene reseñar que toda la zona de grandes encinares y numerosa fauna, está catalogada como no urbanizable.

Paisaje de la Sierra de Aroche, espacio natural especialmente protegido

Normas muy rígidas para construir más allá de usos agrícolas y ganaderos
Según Inda para la piscina con muro y trampolín,  se solicitó al Ayuntamiento de Castillo de los Guardas una licencia de “alberca de 4.000 metros cuadrados para uso agrícola”. Viendo las fotos que se muestran no parece, para nada, que dicha construcción sea una alberca para riego agrícola. Tanto es así que el ayuntamiento denegó la primera petición de licencia. Posteriormente los Alaya recurrieron alegando que su uso era para el riego de 200 robles y para la repoblación de 400.000 metros cuadrados de campo. De esa forma se le concedió la licencia además de otra para una nave “ganadera”.  Su coste, 21.000 euros. Es relevante conocer que en esta zona de gran valor natural y paisajístico solo se autoriza las construcciones si son para retocar las construcciones preexistentes, no añadiendo ni un metro más de superficie y sujeto a normas muy severas.

Triquiñuelas urbanísticas en las licencias
Otra licencia, y ya van tres, se solicitó para la construcción de un muro perimetral a la supuesta alberca reconvertida en piscina con trampolín. La cuarta y última licencia de construcción solicitada fue para un tejado. Concretamente se pidió permiso legal del Ayuntamiento para “la reparación y consolidación de una cubierta” con un coste de 48.000 euros. Se trataría de supuestas triquiñuelas urbanísticoslegales para terminar construyendo un gran complejo con un magnífico chalet de 254 metros por planta. No hay constancia de más solicitudes de licencias.

Marido de Alaya “visiblemente nervioso”
Inda cita en su blog una conversación mantenida con el marido de Mercedes Alaya donde denota estar “visiblemente nervioso” al preguntarle por estas licencias y pertinentes, o no, construcciones y reformas. Castro le informó de que tenían la licencia  de ocupación así como certificado del pago del IBI. El matrimonio y sus cuatro hijos frecuentan esta finca acudiendo todos los fines de semana así como en vacaciones.

http://www.elplural.com

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »