mié. Abr 24th, 2019

El Gobierno eleva al Parlamento la planificación de las salas de bingo, con una autorización en La Gomera

El Consejo de Gobierno eleva al Parlamento de Canarias, en forma de comunicación, la planificación de las salas de bingo, incluida en la disposición  adicional primera del proyecto de decreto que aprueba el Reglamento de apuestas externas de la Comunidad Autónoma de Canarias. El paso de esta planificación por el Parlamento es un requisito legal establecido en el artículo 24 de la Ley 8/2010, de 15 de julio, de los Juegos y Apuestas.

En desarrollo de dicha ley, se ha elaborado el proyecto de decreto por el que se aprueba el Reglamento del Juego del Bingo en la Comunidad Autónoma de Canarias, con el objeto de actualizar la normativa en la materia, avanzar en el proceso de simplificación y modernización de los procedimientos y trámites administrativos y contemplar nuevas modalidades del juego del bingo no reguladas en el vigente Reglamento del juego del bingo aprobado por el Decreto 22/2009, de 3 de marzo.

El Gobierno considera necesario aprobar una nueva planificación que ha de regir los próximos años, una vez culminada la vigencia de la que se establecida en el  Decreto 299/2003, de 22 de diciembre, por el que se planifican los juegos y apuestas en Canarias.

Así,  se regula tanto el número máximo de autorizaciones a conceder para la instalación de dichas salas y su distribución geográfica, como las medidas necesarias destinadas a evitar una concentración de esta oferta de juego, previsiones que se contienen en la disposición adicional primera del proyecto de decreto que ha de aprobar el reglamento regulador del juego del bingo en Canarias.

Respecto al número máximo de autorizaciones para la instalación de salas de bingo y su distribución geográfica, se ha considerado como circunstancia relevante el hecho de que el mercado no haya mostrado una tendencia de crecimiento en los últimos años que justifique una ampliación de la oferta de este tipo de establecimientos de juego.

Por ello, se mantiene la misma planificación contemplada en el Decreto 299/2003 sobre el número de autorizaciones, que en total será de 42. Sin embargo, se acorta la vigencia de las autorizaciones, que no podrá exceder de los dos años con el objetivo de permitir su revisión periódica, previa evaluación de las condiciones reales de la demanda en cada momento y las expectativas sociales y económicas que se vayan sucediendo.

La planificación contemplada en el proyecto de decreto señala la siguiente distribución territorial de las autorizaciones: 24 en Gran Canaria; 10 en Tenerife, dos en cada una de las islas de Fuerteventura, Lanzarote y La Palma, y una en cada una de las islas de La Gomera y El Hierro.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »