vie. Mar 22nd, 2019

Los Gomeros no debemos consentir la construcción de un “mamotreto” en la Reserva Natural de Puntallana

Puntallana

Puntallana

La Virgen de Guadalupe es la patrona “católica” de una parte de Los Gomeros, y decimos de una parte por varias razones una de ellas es que gran parte de los gomeros no son católicos y la otra porque otra buena parte de los gomeros (sobre todo fuera de San Sebastian de La Gomera) solo atienden a la devoción de esta imagen una vez cada cinco años o para los muy mayores una vez al año.

Lo que si esta claro que es de todos es la Reserva Natural de Puntallana, de todos los gomeros y de todos los canarios. Es un patrimonio ecológico y natural que no podemos perder por mucho interés que haya entre el colectivo mas allegado a esta imagen y entre la rica cofradía que lleva el nombre de esta virgen.

Lo que no es de recibo es que un obispo, que se atribuye la representación de los católicos de La Gomera, quiera diseñar en ese lugar una mamotreto de unos 600 metros cuadrados, tampoco es de recibo que nuestros representantes públicos bajen la cabeza y pretendan vendernos por la puerta trasera un “mamotreto” de una entidad eclesiástica a todos los gomeros.

Tampoco es de recibo que el coste de tales obras vaya a ser aportados por las arcas publicas de los diferentes organismos o entidades, pues hemos de recordar que la separación de iglesia y estado esta clara hace tiempo y que hacer lo contrario significa darle juego de ventaja a la iglesia católica y a su clero y mas teniendo en cuenta que están acostumbrados a poner la mano para recibir la limosna y nunca dan una a un hambriento.

Hemos de recordar que la citada imagen tiene una cofradía, que según se nos cuentan tiene o tenia fondos así como un patrimonio bastante abultado, y que jamás, que sepamos, han aportado nada a la sociedad de La Gomera.

De igual forma nos llama mucho la atención que grupos ecologistas, algunos partidos políticos progresistas así como otro colectivos de la isla nada digan ante  la posible ejecución de un mal proyecto en un paraje natural protegido.

Somos de la teoría que el espacio natural de Puntallana, merece una mejor conservación, que es necesario regular el flujo de los visitantes y en todo caso mejorar los servicios públicos allí existentes, pero no entendemos porque razón es necesario una iglesia de 600 metros cuadrados o como algunos pretendían, un cruz de 30 metros de altura. No es entendible un santuario de mayores dimensiones a las actuales para ser usado solo varias horas al año.

Llamamos desde aquí a los diferentes colectivos a la oportuna toma de conciencia de tal situación e impedir la construcción en dicho lugar de barbaridades de las que el día de mañana nos podamos arrepentir.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »