mié. Abr 24th, 2019

La súbita llegada de más de mil inmigrantes en 36 horas desconcierta a las autoridades españolas

Desde esta madrugada y hasta las 19 horas han sido rescatados 755 inmigrantes -640 varones, 95 mujeres y 20 menores- a bordo de 78 balsas de playa en aguas del Estrecho. Estas interceptaciones suceden horas después de que este lunes se rescatase a un total de 299 inmigrantes en las mismas aguas a bordo de un total de 31 embarcaciones hinchables en la jornada de mayor entrada en lo que va de año y desde 2010.

Los inmigrantes, que suman ya más de un millar en apenas 36 horas, están siendo trasladados hasta el puerto de Tarifa (Cádiz), donde son atendidos por un dispositivo de Cruz Roja integrado por 59 voluntarios. En esta localidad gaditana se ha habilitado además el polideportivo para la acogida de los inmigrantes.

Salvamento Marítimo había procedido a última hora de la tarde de ayer al rescate de tres nuevas embarcaciones ilegales en aguas del Estrecho, con un total de 32 personas en su interior, lo que elevaba en ese momento a 299 el número total de inmigrantes rescatados en aguas del Estrecho y a 31 el de pateras interceptadas, la mayoría de ellas balsas hinchables. La cifra va camino de triplicarse.

La llegada de inmigrantes desde África en una oleada tan numerosa no se veía desde el año 2010, en cuyo mes de octubre y en apenas 48 horas llegaron a las costas españolas más de 300 inmigrantes. En esta ocasión esa cifra casi se ha multiplicado por tres, pero en apenas 24 horas. El otro gran episodio de llegada de inmigrantes fue en 2006, en la denominada ‘crisis de los cayucos’, cuyo punto de destino eran las costas canarias.

¿MARRUECOS NO VIGILA SUS PLAYAS?

Las autoridades españolas están desconcertadas por esa inesperada oleada de embarcaciones. Todavía no tienen una explicación convincente. Una posibilidad es que las pateras hinchables hubieran viajado en un barco nodriza hasta un punto indeterminado de la costa española o africana.

Algunas organizaciones humanitarias creen que la explicación podría residir en la fuerte presión que se viene ejerciendo en las fronteras de Ceuta y Melilla. Y también se ha especulado con la posibilidad de que pudiera haber algún tipo de protesta o incluso de huelga encubierta de la policía de fronteras marroquí de Tánger, con lo cual se habría bajado la guardia en la vigilancia de las costas, facilitando así la salida indiscriminada de embarcaciones.

La portavoz de la ONG Caminando Fronteras, Helena Maleno, declaraba a primera hora de la mañana a la cadena SER que en las costas de Tánger no estaba habiendo vigilancia alguna y que la noticia de esa circunstancia se había difundido rápidamente entre los inmigrantes, que con una simple embarcación hinchable, y sin mediación alguna de las mafias y por tanto sin pagar dinero por la travesía, decidían aventurarse en las aguas del Estrecho, muy calmadas estos días.

OPERACIONES DE SALVAMENTO HASTA AYER

Según han precisado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, la Salvamar ‘Atria’ había procedido este lunes al rescate de la última embarcación con 32 inmigrantes, entre ellos tres mujeres y un menor, en torno a las 21,30 horas, iniciándose posteriormente el procedimiento de traslado hasta el puerto. Las 31 embarcaciones con 299 inmigrantes a bordo -entre ellos 42 mujeres y cuatro menores- fueron interceptadas durante el día de ayer por las embarcaciones Salvamar ‘Atria’, Salvamar ‘Gadir’, Salvamar ‘Alkaid’, Salvamar ‘Dubhe’ y una patrullera de la Guardia Civil.

Todos los inmigrantes rescatados fueron trasladados al puerto de Tarifa (Cádiz), donde estaban siendo atendidos por un total de 48 efectivos de la Cruz Roja. Así lo ha precisado a Europa Press el coordinador de la Oficina Provincial de Cruz Roja Cádiz, Javier Gil, que detallaba que una de las inmigrantes había tenido que ser trasladada a un centro sanitario, ya que estaba embarazada de ocho meses y así está establecido en esos casos.

Salvamento Marítimo ya interceptó este domingo en aguas del Estrecho otras dos embarcaciones con 27 ocupantes. En concreto, este domingo fueron localizadas una embarcación a cinco millas al sureste de Punta Carnero con diez inmigrantes a bordo, tres mujeres y siete hombres, que fue trasladada al puerto deportivo El Saladillo, en Algeciras, y otra a siete millas del puerto de Tarifa con 17 ocupantes, entre ellos dos mujeres, una de ellas embarazada.

NUEVOS INTENTOS EN MELILLA

Mientras tanto, la Delegación del Gobierno en Melilla ha elevado a 700 el número de inmigrantes que ha intentado sobrepasar la valla de la ciudad a primeras horas de este martes y a “unos 30″ los que han logrado acceder a territorio nacional, mientras que “algo más de 50 permanecen encaramados en una de las verjas”.

Según detalla la Delegación del Gobierno en un comunicado, la “intensa presión migratoria” sobre Melilla se ha saldado la madrugada de este martes con dos intentos de salto a la valla fronteriza con Marruecos. El primero, sobre las 6.05 horas, se ha sucedido por una amplia zona de casi 800 metros de longitud, comprendida entre las fronteras de Barrio Chino y Farhana. Medio millar de inmigrantes, que previamente había sido avistado por la Guardia Civil, se dividieron en dos grupos al acercarse a la valla y, en direcciones opuestas, intentaron rebasarla, “tras utilizar piedras y otro tipo de objetos contra las fuerzas marroquíes a las que consiguieron ir sorteando en su acercamiento al perímetro fronterizo”.

Asimismo, un subgrupo de ellos, de unos 30, logró acceder a la zona de entrevallas y “destrozar una de las puertas interiores de las verjas”, lo que le permitió “conseguir entrar en territorio español”. El resto quedó controlado por el dispositivo anti-intrusión compuesto por personal de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla, junto a unidades de refuerzo de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y el helicóptero de la Benemérita asignado a la vigilancia fronteriza.

El segundo de los saltos ocurrió una hora más tarde, sobre las 07.05 horas, en las inmediaciones del Río de Oro, por parte de un grupo de unos 200 inmigrantes, “que en ningún caso logró rebasar el vallado, aunque alrededor de medio centenar sí consiguió encaramarse a la valla, donde el grupo permanece” a esta hora.

En las proximidades de este segundo lugar, decenas de personas permanecen encaramados a la valla en la zona de otro puesto fronterizo, el de Mariguari.

LA CIFRA BAJÓ UN 15% EN 2013 SOBRE 2012

A lo largo de 2014, la llegada más numerosa fue el 15 de marzo, cuando 78 inmigrantes trataron de desembarcar ilegalmente. De ellos, 53 lo hicieron en una patera rescatada frente a la isla de Alborán y los otros 25 llegaron a una playa de Melilla.

Durante todo el año pasado 3.237 inmigrantes llegaron a las costas españolas, según datos del balance de inmigración irregular por vía marítima elaborado por el Ministerio del Interior. El año anterior, en 2012, la cifra fue de 3.804, un descenso del 15%.

http://www.andalucesdiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »