dom. Feb 17th, 2019

En memoria de Néstor Padrón

La jornada se abre con la noticia del fallecimiento de Néstor Padrón Delgado, destacado miembro del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), diputado a Cortes por la provincia de Santa Cruz de Tenerife durante varias legislaturas.

Mala noticia, pues. Una pérdida sensible para quienes conocimos el compromiso ético y político de Néstor, practicado hasta el límite de sus días: quiso votar en la reciente convocatoria de elecciones primarias a la secretaría general del partido, pero no pudo ser. Hasta ahí llegaba Néstor, a querer participar, siquiera en condiciones extremas, en los procesos que reclamaban la concurrencia de los afiliados.

Porque Néstor Padrón fue el modelo de militante. Parecerá exagerado pero si se dice que el militante por antonomasia también se acierta. Empleado de banca, trasladó a sus responsabilidades públicas la entrega y la dedicación que exigían. Y luego, siempre tuvo tiempo para desenvolverse en el ámbito orgánico con respeto y ánimo constructivo. Era muy activo en los congresos. Y en los órganos de debate y control siempre intervenía con enmiendas y aportaciones. Si alguien quería entender lo que era la autocrítica dentro del socialismo, tenía que acudir a Néstor.

Se especializó en presupuestos. Manejaba los Generales del Estado como muy pocos diputados. Hablaba de capítulos y secciones con solvencia. Transaba con responsables ministeriales y canalizaba las enmiendas, no solo las que afectaban a Canarias. Célebre es la foto publicada en primera página de El País relativa a un debate presupuestario en la que se ve a un casi solitario Néstor Padrón en la bancada socialista con el hemiciclo prácticamente vacío.

Ayudaba a alcaldes, consejeros y concejales a tramitar proyectos ante ministros, secretarios de Estado y directores generales. Acudía a las convocatorias de actos internos que se hacían en las agrupaciones locales. Eran frecuentes sus visitas al Gobierno Civil y luego Subdelegación del Gobierno para reunirse y concretar las gestiones que habría de realizar en defensa de los intereses generales. Cuando la sede de la Regional del PSC-PSOE estuvo en la calle Méndez Núñez se metía en uno de sus despachos para atender visitas, leer la prensa del día y estudiar expedientes. Estuvo siempre vinculado a la Unión General de Trabajadores y últimamente colaboró con organizaciones no gubernamentales, siempre pensando en ayudar a los más desfavorecidos.

Destacó también por su puntualidad. Pero la modestia y la humildad fueron también su divisa. Las cualidades de un eficiente número 2, al que jamás importó serlo. Honesto, cabal y consecuente, el socialismo tinerfeño siempre ponderó su compromiso ideológico y sus formas educadas.

Se ha ido despacio, en silencio, seguro que incómodo por no haber podido votar en el histórico proceso de elección directa del secretario general. Pero siempre nos quedará su ejemplo de responsabilidad y de abnegación. La suya es, desde luego, una notoria y eficiente contribución al socialismo tinerfeño y canario.

Reconocidos, Néstor. Hasta siempre.

Salvador García Llanos

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »