vie. Mar 22nd, 2019

El S.I.C duda que San Sebastian de La Gomera tenga “deuda cero”

El consistorio capitalino comandado por Ángel Luis Castilla informó ayer a los medios de comunicación que “El Ayuntamiento de San Sebastián cancela la deuda financiera y se pone al día con los proveedores”. Con lo que no contaba el grupo de gobierno municipal es que paralelamente ha transmitido un mensaje que penetra como un cuchillo en mantequilla blanda. ¿Cómo es posible hablar de “deuda cero” cuando se les deben a los trabajadores varias decenas de miles de euros en emolumentos? ¿Acaso sus trabajadores no tienen derecho a cobrar las indemnizaciones, horas extras, prestaciones sanitarias, etc. como cualquier factura de un proveedor externo? Parece que el antifaz del “todo va bien” de Ángel Luis tiene demasiados agujeros y remiendos, aunque él se empeñe en no reconocerlo.

Sabemos que a todo aquel que se dedica a la sacrosanta actividad de la Política le encanta usar vocablos como “deuda cero”, “rigor presupuestario”, o “políticas sociales”, términos que en los tiempos que corren, y con una tasa de paro juvenil insoportable, habría que situarlos entre la burla y el insulto.

Tal vez habría que preguntarle al Alcalde de dónde salió esa deuda millonaria que mantenía el Ayuntamiento… ¿Tendrá algo que ver las demandas de algunos trabajadores, cuyas indemnizaciones ascienden a varias decenas de miles de euros? ¿O será tal vez por la pésima gestión que él mismo hizo con la zona azul, por la cual se indemnizó hace poco varios cientos de miles de euros (sí estimado lector, ha leído bien, varios cientos de miles de euros) a la empresa concesionaria? Lamentablemente, así podría seguir con una larga lista de despropósitos tales como la indemnización que debe ser satisfecha por la expropiación indebida de parte de los terrenos dedicados al campo de fútbol, indemnizaciones a vecinos que se les inunda la casa de aguas fecales, etc.

El inmovilismo y la rocosidad de este Ayuntamiento provocan fallas por todos sus costados. Afirmar lo contrario sería o bien ser un ignorante catedralicio, un miope agudo, o un interesado al que el status actual le beneficia de alguna manera. Por ello, no cometa el primigenio pecado del exceso con tanta foto y nota de prensa, y empiece a hacer los deberes en su propia casa, en el Ayuntamiento, escuchando a sus trabajadores que también son vecinos. Por desgracia, a estas alturas ya sabemos que la mejor forma de censura es la autocensura.

Antonio Trujillo, Presidente del Sindicato Independiente Canario

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »