dom. Feb 17th, 2019

El Tribunal Supremo admite el recurso de Petter Olsen contra su hermano, Fred

Los hermanos Olsen, dueños de la naviera Fred. Olsen y herederos de una de las mayores fortunas de Europa, volverán a enfrentarse en los tribunales, y todo por el edificio que se encuentra en el barrio santacrucero de Añaza. El Tribunal Supremo (TS) ha admitido el recurso de casación interpuesto por Propiedades Olsen, de Petter Olsen (66 años), contra la sentencia de 2 de abril de 2013 que daba la razón en parte a Fred Olsen S.A., del otro hermano, Fred (85 años). Por lo tanto, el TS volverá a estudiar el caso de los Olsen, caracterizado por un cruce de numerosas denuncias y recursos y en el que parece que la firma de un acuerdo entre ambos hermanos es ya imposible.

La batalla judicial arranca en el año 1997 cuando los hermanos Olsen, hijos del magnate noruego Thomas Fredrik Olsen y dueños de un grupo que aparte de la naviera con más conexiones en las Islas también posee el Hotel Tecina y la urbanización de lujo Pueblo Don Thomas, en La Gomera, deciden dividir sus posesiones. La razón fue una disputa generada unos años antes por los derechos de la colección de obras de sus padres, valorada en más de 1.000 millones de euros, entre las que se encontraba una de las cuatro versiones de El Grito, del también noruego Edvard Munch.

Petter se quedó con una serie de propiedades del grupo familiar en Canarias, principalmente en Tenerife y La Gomera, mientras que Fred mantenía el control de la naviera. La Junta General de Accionistas de Fred. Olsen S. A. aceptaba en marzo de 2001 las escisión de Propiedades Olsen e Inmuebles Fred. Olsen de la compañía matriz. El edificio situado en la parte alta del barrio chicharrero de Añaza fue traspasado a Propiedades Olsen, de Petter, a pesar de lo cual Fred Olsen S. A. continuó ocupándolo como sede de sus operaciones navales sin pagar renta alguna y a pesar de que Fred, en el momento del traspaso del inmueble a su hermano, se comprometió a buscar un nuevo edificio o a construir otro en la capital tinerfeña -finalmente se ha trasladado al Mayorazgo-.

Petter Olsen le reclama a Fred 1,9 millones de euros, más intereses, por la utilización desde 2001 a 2007 del edificio de Añaza como sede de la empresa en las Islas, y Fred a Petter, 1,3 millones de euros por los gastos de mantenimiento del citado inmueble. Además, Fred ha alegado en sus recursos que intentó negociar con su hermano en todo momento una solución y que tenía derecho a seguir usando esta sede hasta que encontrara otro edificio.

e. reverón

http://www.laopinion.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »