lun. Mar 18th, 2019

Socialistas de primera y socialistas de segunda

Sin duda alguna los palos que te vienen de cerca son los que más duelen. Los golpes que te dan personas a las que consideras amigos o familia suelen tener un efecto devastador en cualquier ser humano con algo de corazón, y ese es mi caso esta tarde.

Hay muchísimas formas de hacer política, de criticar a un partido, una forma de gobernar, e incluso de quedar bien con el jefe, pero eso no se puede hacer a costa de dejar cadáveres en el camino. No se puede mentir ni engañar ni insultar.

Esta tarde he leído una artículo de opinión donde se me tacha de “no aceptar la derrota”; “no respetar las reglas”; “irme por la puerta trasera”;… o tomar decisiones desde “el egoísmo, la revancha o con afán de protagonismo”. Y digo que “se me tacha” porque yo también formé parte de aquel grupo de militantes que nos empeñamos en tener algo mejor dentro del partido, algo diferente, algo que ahora es una exigencia dentro de los partidos minoritarios: no llevar imputados en las listas. Ese grupo de militantes, tomamos la decisión de presentar o apoyar una lista a unas primarias que más tarde supimos que no podíamos haber ganado.

Hay una frase de mi abuelo que me gusta y por eso uso mucho: “una cuenta echa el borracho y otra el cantinero”. Toda historia tienes dos partes, y donde se cuenta que perdimos las primarias y nos fuimos, también se debería contar que en aquellas primarias el margen de votos fue muy muy corto, o que pasaron cosas muy raras. Por ejemplo, que hubo un desfile de personas de una lista a otra. Si uno fuera mal pensado podría intuir que gracias a aquello, algunas de esas personas subieron en otras listas y tienen ahora mejores cargos públicos; por supuesto esas cosas, al igual que llamadas “recomendando” la orientación al voto no pasan en nuestra isla.

No estoy de acuerdo en que nos fuéramos “resentidos” o con “egoísmo”, los que nos marchamos -al menos yo- lo hicimos porque nos sentíamos ENGAÑADOS y ESTAFADOS por nuestro propio partido (seguramente sean sentimientos muy parecidos a los que ahora tienen los cuatro alcaldes del PSOE o los muchos militantes que a lo largo de los años no han querido seguir las órdenes del que manda). Tras aquello sólo quedaba una opción: proponer para el pueblo aquello que nuestro partido nos negaba. Y lo hicimos.

Después de meses de duro trabajo, conformando un programa cargado de ideas e ilusión (aunque alguno no tuviera tiempo de leerlo ni verlo) con una campaña AUTOFINANCIADA, sin necesidad de pedir nada a nadie, conseguimos la suficiente confianza para gobernar junto con el PP (aunque muchos internamente votáramos NO a este pacto)

Usar el hecho de ser la fuerza más votada para deslegitimar la voluntad popular es algo triste. Las simples matemáticas, y por descontado las leyes electorales, dicen que la suma de concejales y votos obtenidos por SXG y PP es mayor a la del PSOE en solitario. Para mí eso significa que había más votantes representados en ese gobierno que en uno formado solo por el PSOE en solitario. Yo no estoy de acuerdo con la condena a Ruymán García, me parece desproporcionada, creo que hay corruptos sueltos sin juicio y sin castigo que merecen esa pena y otras mayores. Me entristecí pensando en él y en su familia porque creo que les ha tocado pagar el pato de muchos otros que las han hecho peores y que siguen libres y gobernando, pero ¿Qué hubiera pasado si no nos vamos y esos votos de SXG hubieran seguido en el PSOE? ¿Quién sería nuestro alcalde hoy? ¿Qué imagen tendría el municipio? Al menos algo de razón no se nos puede negar.

Llegados a este punto me gustaría dejar claro que hace mucho tiempo que no comulgo con las políticas y los modos de actuar del actual gobierno municipal. Muchas veces también yo me he sentido engañado por ellos (por ejemplo, ahí siguen las antenas a pesar de las declaraciones afirmando que se quitarían). Creo que los problemas han sido muchos, el estado de las cuentas era el que era, lo apoyos de otras administraciones nulos,… pero nada de eso es excusa para la inoperancia, la falta de ideas y de acciones contundentes en muchos temas. Aún así, me niego a aceptar que una persona de ley critique el “no se puede” o el “no es mi competencia”. En Valle Gran Rey estábamos acostumbrados a saltarnos cualquier normativa. Aquí, si eras amigo del que gobernaba podías construir, abrir un negocio, tener ayudas…, si no eras un apestado. Los que votábamos al PSOE fuimos unos apestados mucho tiempo, por eso lo sé. Ahora, al menos, todos tenemos las mismas oportunidades, y se hacen ofertas de empleo público en vez de elecciones “a dedo”.

Soy de la opinión de que Valle Gran Rey necesita más y merece muchísimo más. Creo firmemente que se podrían haber hecho más cosas y que este gobierno se ha visto superado por muchas causas. Pero también creo que hay una gran responsabilidad del PSOE que gobierna en la isla. Y lo creo porque en San Sebastián han sido capaces de hacer una playa y una avenida marítima en condiciones (a pesar de costas); han sido capaces de construir un puerto comercial y uno deportivo totalmente operativo (con ampliaciones cada 5 años)…, mientras que en Valle Gran Rey las inversiones han sido un barranco a medio acabar; el mirador del Santo cerrado; una cochinera en ruinas; una embotelladora que habrá que demoler; una “cosa” sobre San Antonio que no se sabe ni qué es; un puerto a medias o una avenida marítima que ni está ni se la espera en muchos años. Eso sin nombrar la línea marítima interior ¿Es todo eso responsabilidad exclusivamente local?

Ya para terminar me gustaría hacer una reflexión. Después de los muchos golpes que me he llevado en la política, y ya desde la perspectiva que me da no militar en ningún partido ni deberle a nadie, he llegado a la conclusión de que las siglas no valen nada. Son sólo letras sin contenido. Hay corruptos en el PP igual que en el PSOE, en CC e incluso en los sindicatos, de la misma manera que hay políticos honestos y honrados que están al servicio de los ciudadanos en todos los partidos. Incluso los hay que se enfrentan a sus “jefes” para defender los intereses de su pueblo. No me gustan los “carnets” de buenos o malos socialistas, pero a mí, personalmente, me parece más socialista y más de izquierda aquella persona que da de lo poco que tiene para ayudar a un vecino, a un amigo o a un familiar. Para mí, personalmente, no es socialista aquel que se enriquece, y enriquece a los amigos con dinero público, ni es socialista el que gasta el dinero de todos en políticas de empleo para tapar los agujeros de una mala gestión mientras exige estar en las firmas de contratos y sacarse la foto. Prefiero un ecosocialismo como idea de respeto del medioambiente y las personas antes de la indefinición entre petróleo si o petróleo no mientras las inversiones en renovables se van para otras islas.

Y por cierto, para los que lo están pensando, yo no me voy a presentar en ninguna lista electoral en las próximas elecciones municipales, locales, generales, al cabildo ni ninguna otra. Para ser político en La Gomera y mantenerse en el cargo, hay que tener vicios que yo no tengo ni quiero tener. Me gusta más y disfruto mucho más con mi trabajo. Además, se lo he prometido a mi madre y eso es sagrado. Mis ideas se las regalo a quien quiera oírlas aunque hasta ahora nadie -o muy pocos- hayan querido escucharlas o usarlas.

Dailos J. Dorta Barroso, Exmilitante político.
Orgulloso miembro de LaGomeraSeMueve

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »