sáb. Mar 23rd, 2019

Mayoral defiende la Agencia Tributaria Canaria como “una buena herramienta de lucha contra el fraude”

La Agencia Tributaria Canaria permitirá al Gobierno regional aplicar con mayor eficiencia un sistema de cobro de tributos, con el máximo respeto a los contribuyentes e impulsando una nueva cultura de la gestión. El diputado socialista Emilio Mayoral, ponente en el debate de primera lectura del proyecto de ley que tuvo lugar hoy en el Parlamento de Canarias, afirmó que este órgano, cuya creación ya proponía el PSOE en su programa electoral de 2011, “deberá contar con plenas facultades para desempeñar potestades públicas, así como disponer de la suficiente independencia, autonomía y flexibilidad en la gestión para ser más operativa en el ejercicio de sus funciones”. “Así contaremos, además, con una buena herramienta de lucha contra el fraude fiscal”, añadió.

Mayoral recordó que todos estos objetivos solo pueden lograrse mediante el modelo jurídico que representan las agencias. “Había que crear un ente instrumental que permitiera aplicar los tributos con la mayor eficiencia, que ostentase facultades para asumir facultades públicas y que tuviese la autonomía suficiente”, señala el diputado, requisitos que llevaron a adoptar este modelo jurídico, tal como hizo hace años el Estado.

Por este motivo, Mayoral ve “lógico” que Canarias haya seguido la misma senda, una comunidad autónoma “tributariamente singular” y que además de los impuestos propios y de los cedidos por el Gobierno estatal “cuenta con aquellos derivados del Régimen Económico y Fiscal (REF)”.

El diputado regional explicó que frente a la rigidez y la escasa autonomía de los organismos públicos, la Agencia Tributaria Canaria aparece como principal exponente de “una nueva cultura de gestión que tiene que apoyarse en el cumplimiento de objetivos claros, medibles y orientados a la mejora en la prestación de servicios a la ciudadanía”.

La actividad de la Agencia Tributaria regional, concluyó Emilio Mayoral, permitirá también mejorar la recaudación y ampliar la participación de cabildos y ayuntamientos en la gestión de los tributos; constituye, pues, una fórmula organizativa dotada de un mayor grado de autonomía, pero que al mismo tiempo “refuerza los mecanismos de control de eficacia, promoviendo una cultura de responsabilidad por resultados”.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »