vie. Abr 19th, 2019

La Gomera, orgullosa de sus museos en el Día Internacional

La Gomera se une a la celebración mañana domingo 18 de mayo del día internacional de los Museos, una jornada en la que se reconocen a estos recintos como espacios de encuentro, plataformas de desarrollo cultural y lugares públicos primordiales en la construcción de la identidad colectiva. Y desde La Gomera se hace como homenaje a la labor que realizan los dos recintos situados en la Isla, el Etnográfico y el Arqueológico.

El presente año, y para celebrar el día Internacional, el Cabildo ha programado un proyecto, financiado por fondos europeos gestionados a través de la Asociación Insular de Desarrollo Rural (Aider) La Gomera, consistente en la realización de una maleta didáctica de objetos aborígenes de La Gomera, fielmente recreados.

También se llevará a cabo una exposición itinerante sobre el valor del patrimonio entendido de forma integral y una serie de talleres en cinco centros educativos de toda la Isla, tanto de bioantropología como de excavación arqueológica; estas actividades estarán guiadas por profesionales en la materia que enseñarán a los alumnos que el valor del trabajo científico no está reñido con pasar un rato divertido.

Entre los próximos pasos que dará la Institución insular está el cobro de entradas a los visitantes, probablemente, a partir del próximo mes de junio con el fin de garantizar su mantenimiento. La Gomera cuenta con dos museos de titularidad insular el Etnográfico de La Gomera (MEG) y el Arqueológico de La Gomera (MAG). Ambos funcionan como espacios locales y tienen una corta trayectoria dado que están abiertos desde 2007 y autorizados por el Gobierno de Canarias desde 2008. El MAG está enclavado en el corazón del casco de San Sebastián, junto a la iglesia de La Asunción. Se trata de un edificio levantado en el siglo XVIII por Miguel de Echeverría un hidalgo pobre que llegado desde Navarra logró escalar todos los peldaños sociales de la época, copando un gran poder en la Isla.

El recinto dispone de un patio interior y cuatro salas con suelos de madera, donde se hace un recorrido por la prehistoria isleña; las primeras arribadas de población, el sistema productivo, los medios de trabajo y las artesanías, la sociedad, la antropología física, los sistemas de parentesco, los asentamientos, la política, el contacto con los europeos y la comunicación. En la última sala: la religión, las creencias y los simbolismos: adivinos, aras de sacrificio o enterramientos, entre otros aspectos. Por último, un grupo de niños invita a una reflexión fundamental: no son importantes los objetos, sino las personas que están detrás de ellos, sus historias íntimas, cotidianas.

El Museo Etnográfico de La Gomera es un edificio construido en el primer cuarto del siglo XX, situado en el barrio de Las Hoyetas, Hermigua. El “corazón” de este museo es la colección de objetos que el estudioso, Virgilio Brito García ya exponía muchos años antes de la apertura de este centro insular. Consta de una gran sala con dos alturas y amplias cristaleras. El discurso del museo refleja las estrategias empleadas por la sociedad gomera para poder sobrevivir y reproducirse económica, social y culturalmente. En la primera sala se emplea como hilo conductor el relieve gomero y así se delimitan tres grandes sectores productivos: la pesca en la costa, la agricultura en medianías y la silvicultura en el monte.

El pastoreo aparece como la actividad que toma el testigo de nuestras culturas más ancestrales, cuya práctica atraviesa toda la geografía gomera. También se trata la cultura del guarapeo y la miel de palma, de gran relevancia en la actualidad por la negativa de Bruselas a aceptar este termino ya que el producto no ha sido elaborado por las abejas. La segunda sala corresponde a labores de carácter doméstico, siendo las personas que usaban y confeccionaban estos objetos las mismas que participaban en las actividades expuestas en la primera planta. El uso de estos útiles tan comunes hace del mundo tradicional gomero un ámbito donde se recicla continuamente: la industria textil, la cestería, la alfarería, la arquitectura popular, y por último el tambor y el silbo, dos piezas irremplazables de nuestra identidad.

Ambos museos participan en proyectos de investigación, además de desarrollar trabajos de inventario y conservación respecto a los materiales almacenados o a cualesquiera otros, se encuentren en La Gomera, o fuera de la Isla. En estos momentos se está cerrando el proyecto de prospecciones arqueológicas en la zona del Parque Nacional Garajonay afectada por el incendio de 2012 que ha sacado a la luz multitud de yacimientos así como en el inventario insular de objetos eclesiásticos. Igualmente, se trabaja en la línea de recuperar las piezas desperdigadas por otros lugares del mundo en la línea de lo conseguido por los museos tinerfeños que lograron que se les devolvieran las momias guanches que estaban en Argentina.

Pero la acción no se limita a los objetos. De las áreas de trabajo existentes posiblemente sea la relacionada con la educación la más importante. Por este motivo, los museos disponen de un Plan Educativo, que es un documento que se realizó de forma participada y que permite avanzar hacia una red cultural contextualizada y dinámica, cuyo punto de arranque son los museos de La Gomera. El Plan es una herramienta de trabajo que viene a organizar cualquier actividad educativa que emana de los museos, dándoles un sentido dentro de un organigrama. En el mismo se definen los ámbitos de trabajo, que no se limita al trabajo en el edificio museo, sino que tiene una vocación profundamente insular. Dentro de este Plan Educativo, los museos desarrollan cada año talleres educativos dirigidos a los centros escolares, y en ocasiones a los vecinos.

También se celebra anualmente el Foro de los Museos, en un lugar diferente; en el transcurso de los mismos se da cuenta a los vecinos lo que se ha hecho durante los últimos doce meses, se imparten charlas, se proyectan vídeos o se participa en acciones relacionadas con algún proyecto de investigación o de gestión patrimonial. Los vecinos comparten su tiempo con trabajadores del patrimonio, la educación o la ciencia. El último Foro se celebró entre Chipude y Alojera.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »