sáb. Abr 20th, 2019

Bares, restaurantes y hoteles de La Gomera deberán formar a su personal en información alimentaria o se exponen a multas de hasta 600.000 euros

El 14 de Diciembre de 2014 entra en vigor el Reglamento Europeo 2269/2011 sobre la información alimentaría facilitada al consumidor ¿Sabes que repercusiones y posibles multas puede conllevar a los bares, hoteles y restaurantes?.

El Reglamento Europeo nos habla de la obligatoriedad de informar a los clientes sobre si la comida y/o bebida que servimos contiene o ha estado en contacto con alguno de los alimentos alergénicos detallados en el mismo y a su vez, matiza, que el incumplimiento de esta Ley será responsabilidad siempre de quien vende el alimento al consumidor final, aunque no haya intervenido en ningún momento en su elaboración, por ejemplo, si contratamos un catering para un evento la responsabilidad será nuestra, no de ellos.

¿Qué debemos hacer para cumplir este nuevo requisito? Por un lado nuestro personal debería estar formado e informado de la composición de los platos, si un cliente le pregunta a un camarero si la pasta tiene gluten o si hay cacahuetes en una salsa debería saberlo con seguridad (independientemente del idioma en el que se lo pregunte).

No obstante, lo mejor es que dichas especificaciones aparezcan detalladas en la carta de nuestro restaurante, en la descripción de nuestros platos y si tenemos un buffet, en los carteles indicadores.

¿Qué implica esto? Pues que los platos que tenemos en el buffet deben estar estandarizados y no modificar los ingredientes de manera arbitraria, sobre todo, con sustancias del ANEXO II.

Esto que parece tan simple, es demasiado común en algunos establecimientos en función del cocinero que elabore el plato. Estandarizar y cualquier modificación en los ingredientes de los platos que sea comunicado a todo el personal y puesto en los carteles indicativos.

Si al cocinero al mando, le apetece decorar la ensalada de rúcula espolvoreándola con cacahuetes, por ejemplo, porque lo ha visto en un programa de televisión esa mañana y dicen que intensifica el sabor, está exponiendo a los clientes alérgicos a un peligro (si no lo comunica) y al establecimiento a una multa de hasta 600.000 €. Y si además, para aliñarla, le entrega una aceitera rellenable tendríamos que sumarle una sanción más.

SUSTANCIAS O PRODUCTOS INCLUIDAS EN EL ANEXO II

1. Cereales que contengan gluten, a saber: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados.

3. Huevos y productos a base de huevo.

4. Pescado y productos a base de pescado

5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.

6. Soja y productos a base de soja.

7. Leche y sus derivados (incluida la lactosa).

8. Frutos de cáscara, es decir: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.

9. Apio y productos derivados.

10. Mostaza y productos derivados.

11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.

12. Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro en términos de SO 2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.

13. Altramuces y productos a base de altramuces.

14. Moluscos y productos a base de moluscos.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »