jue. Abr 25th, 2019

La ejecutiva regional del PSOE le mueve la silla a Casimiro Curbelo en el Cabildo de La Gomera

La proximidad de las primarias de septiembre -previas a las elecciones de 2015- no es un detalle anecdótico en el contubernio gomero-masónico, como ya se conoce en el PSOE la operación para desalojar a Casimiro Curbelo del poder después de tres décadas. Según ha averiguado este periódico, el comunicado publicado ayer con las firmas de siete de los doce miembros de la ejecutiva insular “está escrito por la regional al dictado de la dirección federal”.

Detrás de la rebelión de los cuatro alcaldes socialistas (incluido el de Vallehermoso, que tiene voz pero no voto en el órgano insular del partido) se esconden razones que desbordan las puramente formales.

Las relaciones del sempiterno presidente del Cabildo con los altos mandos del PSOE se evaporaron tras el incidente que, en julio de 2011, el entonces senador protagonizó en una sauna de Madrid. “Su comportamiento ha sido lamentable y avergüenza al PSOE”, denunció Elena Valenciano. La vicesecretaria general forzó que Curbelo entregara el acta y lo marcó con la cruz. Recientemente, el apoyo que el dirigente gomero expresó públicamente a la mayoría del partido en La Palma disgustó a José Miguel Pérez, que le ha tirado de las orejas en la intimidad.

Pero hay más. La ley nacional de reforma de la Administración local deja a algunos concejales en la indigencia salarial. Los alcaldes de La Gomera cobran ahora más o menos como un consejero insular y en adelante van a percibir lo mismo que un auxiliar administrativo, aparte de que entre los concejales solo el regidor estará liberado. Por eso, el momento elegido no es una ingenuidad. Se acerca el proceso de elaboración de las listas y los cargos municipales se agolpan en las puertas para salir corriendo hacia la corporación insular o el Parlamento. Hay codazos para tomar posiciones.
En la Cámara legislativa, las miradas curiosas buscaban reacciones gestuales en los diputados que son dirigentes del PSOE. Al ser abordados en los pasillos, todos se remitían al secretario de Organización, Julio Cruz, que presidía la mesa. Se escabulló.

Los avatares de la política no creen en la utopía

Muchos de los que acusan a Casimiro Curbelo de gestionar La Gomera como si fuera un cortijo alababan tiempo no muy atrás su indiscutible liderazgo. Uno que dio la cara por él cuando se la pusieron colorada por el episodio aquel de ingrato recuerdo era Gregorio Medina, que se le reviró porque el presidente del Cabildo le quitó las competencias al ser nombrado senador.
Secretario general del PSOE gomero desde 1983, Curbelo ha sido el garante de la fortaleza del partido en la isla colombina y un pieza clave en el engranaje regional. Pese a los avatares, su autoridad entre sus conciudadanos no se ha deteriorado en exceso. De hecho, las encuestas internas no solo ratifican la mayoría absoluta. En la intención de voto, gana al menos un consejero. Por el contrario, los cuatro alcaldes socialistas retroceden en las preferencias.

Un dato para la conjetura: el 20 de agosto de 2011 se inscribió en el registro de partidos la Agrupación Socialista Gomera (ASG).

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »