vie. Mar 22nd, 2019

Intentan localizar a un joven de Cordoba que podria haber sido visto en el ferry de La Gomera

“No hay pista ninguna ni rastro. Estamos prácticamente igual que hace un año y tenemos la esperanza cada vez más perdida”. Así lo aseguró ayer el padre de Antonio Muñoz Romero, el joven cordobés de 32 años que desapareció el pasado 16 de abril en La Laguna (Tenerife). Aquel día, Antonio, que cursaba segundo curso de un máster en Astrofísica en la Universidad de La Laguna, salió de la vivienda que compartía con varios compañeros en el barrio de San Benito sin dinero, sin documentación y sin gafas. Desde entonces nada se sabe sobre su paradero.

“No hay ninguna novedad y no sabemos lo que ha podido pasar”, insistía ayer Antonio Muñoz Rodríguez al tiempo que recordaba que, durante este año, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han peinado en varias ocasiones con unidades caninas y helicópteros el norte de la isla y el macizo de Anaga, zonas a las que acudía para practicar senderismo. Pero a pesar de los esfuerzos policiales y de la familia, que ha mantenido continuos contactos con los responsables de la investigación, con la Subdelegación del Gobierno, el Defensor del Pueblo Canario y portavoces de todas las fuerzas políticas “para que el caso no cayera en el olvido”, no se ha logrado ningún avance.

Aunque los investigadores han apuntado en mucha ocasiones a la posibilidad de una desaparición voluntaria, el padre de Antonio no da mucha credibilidad a esta posibilidad porque “estaba volcado con sus estudios, dos días antes estuvo con nosotros en una boda y no dio muestras de depresión ni problema alguno, y tampoco sus amigos de allí notaron nada extraño”. Además, “lo raro es que se dejara atrás toda su documentación”. Aun así, “no descartamos nada”, apuntó el padre, para quien la hipótesis de “un accidente en los montes de Anaga sería más posible porque iba allí a hacer senderismo, muchas veces solo”. Además, aquel 16 de abril, el servicio de emergencias 112 recibió una llamada desde el teléfono de Antonio, pero la comunicación se cortó, por lo que no se sabe si la hizo el propio joven porque se encontrara en apuros.

En todo este tiempo también se han seguido pistas aportadas por llamadas que aseguraban haber visto a Antonio en el ferry de La Gomera o en una comuna. Incluso a finales de agosto del año pasado se encontró un cadáver en la playa de Chamorga y se pensó que pudiera ser el del cordobés, aunque la autopsia lo descartó. Un año después, nada se sabe de Antonio..

 

http://www.diariocordoba.com

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »