mié. Abr 24th, 2019

Una RTVC plural y de calidad

Roman Rodriguez, Nueva Canarias

Roman Rodriguez, Nueva Canarias

Los profundos retrocesos económicos y sociales experimentados en los últimos años también han afectado a los medios de comunicación públicos en el conjunto del Estado. Han sufrido notables reducciones presupuestarias. Se ha perdido mucho empleo en el sector. Han cerrado algunas cadenas, como la televisión pública valenciana. Y, también, ha habido un claro retroceso en la pluralidad informativa, con un mayor control gubernamental sobre los contenidos de los informativos que ha devenido en descrédito de los mismos.

En los últimos años se ha acabado con el rigor, la profesionalidad, la objetividad y la pluralidad, sustituidos por el sectarismo, la manipulación más burda y el acercamiento a un peligroso modelo de medio ‘de partido’ que el Gobierno de Rajoy ha impuesto desde su llegada al poder

En el caso canario, dos décadas después de la primera ley sobre la Radiotelevisión Canaria (RTVC), y a punto de cumplir quince años de su puesta en funcionamiento, los grupos que sustentan al Gobierno, CC y PSOE, plantean una nueva legislación sobre la misma que, básicamente, apoyamos desde Nueva Canarias.

En distintas ocasiones he señalado la relevancia del sector audiovisual, de la sociedad del conocimiento, la información y las tecnologías de la comunicación. Suponen una oportunidad para nuestra comunidad. Posibilitan superar las limitaciones de la insularidad, de nuestro fraccionamiento territorial. Permiten nuevas actividades económicas, diversificando nuestra economía sin consumir territorio. Generan empleo cualificado.

La Radiotelevisión Canaria, junto al papel informativo, de entretenimiento y formativo, debería estar contribuyendo a ese desarrollo del sector audiovisual de nuestro Archipiélago. Con dos metas centrales. Por un lado, contribuir a vertebrar social y culturalmente a las Islas con un lenguaje audiovisual propio, de calidad y de interés y servicio público. Por otro, impulsar el desarrollo del sector, compensando las desventajas de la lejanía y la insularidad, permitiendo que empresas y profesionales puedan competir en situación de igualdad con los de cualquier otra comunidad o país. Ninguno de estos dos objetivos fundamentales se está cumpliendo plenamente.

Calidad y pluralidad

En las últimas legislaturas hemos escuchado planteamientos contrarios a la continuidad de la RTVC por parte de dirigentes del PP o duras críticas del PSOE (que ambos partidos modificaban en función de su pertenencia o no al Gobierno), y también alguna voz de CC, que cuestionaba la existencia del canal.

Desde Nueva Canarias hemos propuesto desde hace tiempo una profunda reorientación de la RTVC. Apostando decididamente por la calidad y el pluralismo; incrementando la transparencia y aumentando el control por parte del Parlamento de Canarias.

En ese sentido, hemos venido reiteradamente planteando la creación del consejo asesor de RTVC, inexistente hasta ahora pero que estaba previsto en la ley de creación del canal; así como la constitución de un consejo de redacción que contribuya a garantizar el pluralismo, la neutralidad, el equilibrio y el rigor de los servicios informativos

La RTVC nació con un modelo de gestión muy eficiente, lo que ha evitado los dislates de otras cadenas autonómicas. Para profundizar en él, hemos señalado la necesidad de instaurar un contrato-programa que comprometa recursos estables y posibilite la emisión de una programación de calidad y de servicio público.

Parlamento

La nueva norma recoge buena parte de nuestros planteamientos, entre otros, la apuesta por la “transparencia, objetividad e independencia”, así como el que ente y su dirección dejen de estar adscritos al Gobierno y respondan ante el Parlamento, que elegiría, con mayorías cualificadas, a sus máximos responsables.

En su momento participé activamente, como diputado en el Congreso, en la ponencia de la Ley de la Radio y la Televisión Estatal de 5 de junio de 2006, que apostaba por la pluralidad y que obligaba a que el presidente de la Corporación fuera elegido por un amplio consenso (dos tercios de la Cámara). Tras llegar al poder a finales de 2011, el PP modificó este apartado para controlar por completo la radiotelevisión pública. Con desastrosos resultados para su credibilidad.

Ahora tenemos en Canarias una oportunidad de dar un salto cualitativo en la radiotelevisión pública de las Islas, profundizando en su pluralidad y en la calidad de su programación. Cuidando, en su programación, la protección de la infancia y de los consumidores, promoviendo la igualdad entre mujeres y hombres y la no discriminación así como el respeto a las minorías. Coadyuvando desde la misma en el desarrollo del sector audiovisual en nuestra comunidad.

Desde Nueva Canarias contribuiremos con nuestras enmiendas a la mejora del texto presentado. Defenderemos, además, que esta relevante ley sea aprobada y aplicada en el tiempo más corto posible; y que el Ejecutivo de CC y PSOE no caiga en la tentación de mantener congelados sus efectos hasta después de celebradas las elecciones autonómicas de mayo de 2015, lo que sería un fraude y. además, le haría un flaco favor a la RTVC.

Román Rodríguez es diputado en el Parlamento canario y presidente de Nueva Canarias.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »