dom. Mar 24th, 2019

Proponen una inversión de un millón de euros en el mirador de Juan Rejón, Valle Gran Rey

El mirador de Juan Rejón da otro paso más en su concreción como proyecto que pretende marcar un antes y un después en la oferta turística, social y vecinal de Valle Gran Rey.  El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en su edición de hoy publica la aprobación del proyecto y su exposición pública para que sea consultado por los vecinos.

El Cabildo y la Viceconsejería de Turismo han comprometido ya la inversión de un millón de euros en esta actuación que  en todo momento ha sido consensuada con los vecinos.

Se han escuchado todas las aportaciones que se han plasmado en este proyecto que por un lado pretende la rehabilitación de la antigua Casa de Juan Rejón y por otro convertirlo en un mirador que será emblemático dentro de la zona turística por antonomasia de La Gomera.

El lugar podria ser una referencia para el conocimiento y disfrute de la vieja escuela y sus aledaños. El proyecto ha sido redactado por el arquitecto, Ramiro Cuende quien indica que su intención ha sido redefinir el lugar incorporando elementos que posibiliten su disfrute, tanto del mirador como de las estancias externas e internas que componen el conjunto.

La actuación se desarrolla en la plataforma que existe en la parte alta del barrio de La Caleta, un enclave horizontal para contemplar el valle, desde la historia de una escuela que en la actualidad permanece en ruinas.

Desde este privilegiado lugar se puede disfrutar de una de las vistas más impresionantes de Valle Gran Rey. Cuende considera que aunque la edificación es humilde, “sin embargo se trata de un señero y robusto inmueble que merece su rehabilitació. Partimos de la certeza que permite su adaptación al nuevo programa de necesidades del mirador. Sentada esta posibilidad hemos de decir que no requiere el uso de sofisticadas técnicas constructivas”, indica el arquitecto.

El nuevo edificio se puede convertir en un lugar de encuentro multidisciplinar por sus condiciones morfológicas, o lo que es lo mismo transformarse en un aula, que permita la enseñanza y el conocimiento de cualquier disciplina que encaje en su escala. Por ejemplo, se plantea la posibilidad de que se convierta en un lugar de encuentro que coloque al almogrote, caviar gomero, mojos y demás, junto a los patés de todo el mundo.

La superficie total de intervención abarca casi mil metros cuadrados, de los que 124 los ocupa la casa-escuela, 734 el mirador y 72 se dedican a la energía fotovoltaica. Se desarrollará un lugar de encuentro en el que se desmontan las antenas de telefonía, para dejar paso al mirador de nueva creación dedicado a la contemplación y actividades complementarias.

Estas pueden ser o bien efímeras o incluso terminar convirtiéndose en lugar de encuentro para el ocio o la práctica y estudio de asuntos concretos.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »