vie. Abr 19th, 2019

Trujillo (IUC): “PP, PSOE y CC robaron 131.612 votos en las elecciones de 2011”

Ramón Trujillo, IUC

Ramón Trujillo, IUC

“La ley electoral con que PP, PSOE y CC le roban una parte de su representación al pueblo canario les permitió tener un 14.94% más de diputados y diputadas que de votantes”

“Hay que decir que esos 131.612 votos superarían los 129.782 votos a candidaturas que sumaron las islas de Lanzarote, Fuerteventura, La Palma y La Gomera juntas”

“Esto evidencia que en Canarias se ha convertido en ley electoral lo que debiera ser delito electoral y que sus señorías son perfectamente homologables a sus iguales de cualquier república bananera”

Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), denuncia que “PP, PSOE y CC robaron 131.612 votos, en las elecciones autonómicas de 2011, porque la representación conjunta que obtuvieron en el Parlamento de Canarias sumaba el 95% de los escaños, a pesar de que contaban con el 80.06% de los votos válidos a candidaturas. La ley electoral con que PP, PSOE y CC le roban una parte de su representación al pueblo canario les permitió tener un 14.94% más de diputados y diputadas que de votantes”.

Trujillo afirma que, “más que tres partidos, son un mismo régimen caracterizado por la práctica de un autoritarismo blando, que se perpetúa a través de una legislación electoral que les sobrerrepresenta, mientras infrarrepresenta a sus rivales y desencadena el voto útil contra ellos. PP, PSOE y CC tendrían que haber sumado 836.969 votos, entre los tres, para que les correspondieran los 57 escaños que tienen. Sin embargo, sumaron 705.357 votos, por lo que se apropiaron de entre 8 y 9 escaños, sin votos que los respaldaran”.

El coordinador de IUC denuncia que “el régimen tripartito quiere darse un lavado de cara propagandístico planteando limitaciones de mandatos, listas abiertas, o primarias, para elegir cabezas de lista electoral porque saben que eso no cambia nada, pero da la apariencia de que sí hay cambios. Algunos harán primarias en su partido para que, posteriormente, la persona electa se beneficie de una ley electoral fraudulenta cuando concurra a las elecciones. Se elegirá mediante votación a la persona que se beneficiará de las trampas electorales legalizadas y, si, además, ponen listas abiertas habrá la posibilidad de reordenar la lista para que el votante elija al beneficiario del fraude electoral legalizado”.

Por último, señala Trujillo, “es incoherente que se pueda sancionar penalmente a quien mete diez mil votos fraudulentos en una urna, pero que no le pase nada a quienes legalizan el equivalente a meter 131.612 votos en las urnas. Hay que decir que esos 131.612 votos superarían los 129.782 votos a candidaturas que sumaron las islas de Lanzarote, Fuerteventura, La Palma y La Gomera juntas. Esto evidencia que en Canarias se ha convertido en ley electoral lo que debiera ser delito electoral y que sus señorías son perfectamente homologables a sus iguales de cualquier república bananera”.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »