dom. Mar 24th, 2019

Los Santos Inocentes y el nada inocente Gallardón

“De derechas dice usted que soy yo, ustedes no conocen a mi hijo”.  Con esa frase se refería el padre de Ruiz Gallardón a su hijo, el hoy ministro de justicia. Y miren que el padre era facha. Cómo será la cosa que la propia Cifuentes delegada del gobierno de Madrid, conocida por sus posiciones cercanas a la extrema derecha, le ha pasado por la izquierda al bueno de Gallardón, porque el hombre es bueno, incluso hubo quien lo llegó a tildar de izquierdas, lo que pasa es que nadie lo entiende. En el fondo él desea la paz y la armonía entre todos los ciudadanos, un mundo de valores, como en La casa de la pradera. Un mundo de familias honradas, buenas y traslucidas que van a misa frecuentemente, un mundo de sacrificios, de perdón y mesura. Pero como la sociedad española no está por la labor de volver a convivir como en Crónicas de un pueblo, pues hay que modificar las leyes a ver si enderezamos al personal.

En el fondo es un nostálgico, y en su intento de Regreso al pasado ha considerado importante recuperar a todas las figuras de su particular portal, donde no podía faltar la marea lila, una marea muy importante de la transición que ahora debe volver a empezar a luchar por obviedades, una marea que logró tranquilizar la vida de más de la mitad de la población y que ahora ve peligrar su estabilidad porque la derecha extrema necesita un millo que llevarse a la boca. Pero la derecha extrema está exigiendo mucho millo, ya tienen su ley de seguridad ciudadana, una sociedad divididísima en clases, a los catalanes en el punto de mira, los curas engordando, a la monarquía en el retrete, y ahora, a las mujeres amarradas a la pata de la cama. En fin, que a excepción de algunos personajes que irán apareciendo, Gallardón y sus secuaces bases electorales van completando el país ideal para el rodaje de Los santos inocentes. Incluido el pobre niñito enfermo que gritaba de dolor y te desgarraba el alma a kilómetros de distancia, incluida la venganza del personaje de Paco Rabal. Maldita la gracia que tiene el guión de su película.

por Paco Déniz

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »